El gobierno de Mauricio Macri no respondió a las críticas de la diputada Elisa Carrió (Coalición Cívica), que había sido severa con los aumentos de tarifas de luz y de gas, frenados ahora por la Justicia. Pero algunos funcionarios del Presidente confiaron ayer que existe malestar y que “Carrió dice cualquier cosa, porque no entiende de esto”.

Los voceros de Macri y del ministro de Energía, Juan José Aranguren, dijeron a LA NACION que no había comentarios y que el tema no formó parte de las reuniones del día. No se sabe si Macri convocará a la diputada, como ocurrió otras veces.

“Macri quedó muy dolido porque Carrió hizo una crítica personal al Presidente, al atacarlo por su declaración de que no hay que andar en camiseta y en pantuflas y con la calefacción al máximo”, dijo un funcionario que suele defender todas las políticas públicamente.

“Cuando dijo eso el Presidente le estaba hablando a los sectores más acomodados, que derrochan energía y Carrió interpretó que el mensaje era para todos y también para la gente que está con frío porque no tiene calefacción”, señaló.

En el Gobierno confiaron que el malestar se incrementó porque las críticas ocurrieron después del acuerdo de distribución de coparticipación con los gobernadores y del fondo de las obras sociales con los sindicatos, medidas destinadas a afianzar la gobernabilidad.

En una entrevista con TN, Carrió le había recomendado a Macri cancelar el aumento sin esperar a que lo haga la Justicia, y convocar a audiencias públicas, como marca la ley. “Carrio dice cualquier cosa. No entiende de esto. Hacer las cosas de nuevo no garantiza que no te lo frenen igual en la Justicia”, señaló un funcionario, aunque señaló que Macri no hizo comentarios.

En el Gobierno argumentaron que “en el caso del gas el 80% no va a pagar más de $ 500 en la boleta por mes, y sólo ocurre en invierno”. Agregaron que con la energía eléctrica “aún se subsidia el 70%”.

El Presidente cerró ayer una reunión de gabinete ampliado en el Museo de la Casa Rosada con unos 300 funcionarios nacionales. En los antiguos sótanos de la Aduana Taylor y del Fuerte de Buenos Aires hacía mucho frío porque no encendieron la calefacción. “El Presidente dio un mensaje de esperanza, pidió solucionar cosas todos los días”, dijo uno de los funcionarios. “En realidad no fue una reunión de gabinete de trabajo, fue una arenga”, señalaron en el gobierno de Cambiemos.

La diputada también había embestido contra el entorno de Macri. “Hay que hacer bien las cosas. Hay que tener un buen secretario legal y técnico en un gobierno”, dijo, en referencia a Pablo Clusellas.

Carrió ordenó ayer a la senadora Magdalena Odarda (CC) que rechace los pliegos de designación de los nuevos jefes de la Agencia Federal de Inteligencia, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani. Al primero por la falta de antecedentes y a la segunda por su relación con el ex subjefe de la ex SIDE Francisco Larcher.

Por otra parte, la diputada Margarita Stolbizer (GEN) criticó a Carrió por su denuncia contra el ex gobernador Daniel Scioli. “Es parte de un folklore de Carrió. Salió con una denuncia contra Scioli diciendo que se habían quedado con $ 20.000, pero tuvo que recular ahí mismo porque eso es un disparate. Ni los (actuales) funcionarios de la provincia dijeron algo así”, dijo a DyN.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments