El PJ volvió a postergar ayer una nueva ruptura del bloque del Frente para la Victoria (FPV) en la Cámara de Diputados. La decisión se tomó durante la reunión informal de la mesa chica del partido, que reunió ayer al presidente del PJ, José Luis Gioja y a varios gobernadores, en un hotel de Congreso, en la que además se discutió la renuncia de Ricardo Echegaray a la Auditoría General de la Nación (AGN).

“Hay que seguir trabajando en armar mayorías en el Congreso para fijar agendas. Tenemos que sumar voluntades”, fue la escueta definición de Gioja a la salida del encuentro.

Decidido a no ahondar, el ex gobernador de San Juan disparó contra el presidente Mauricio Macri. Pidió “trabajar para que el ajuste no se sienta tanto”, planteó que el Gobierno debería “rectificar el rumbo”, sobre todo con el aumento de las tarifas y remató con un guiño al kirchnerismo: “No cumplieron las promesas de campaña. En vez de pobreza cero hay más pobreza, en lugar de menos, hay más desocupación. Se vive distinto que hace ocho meses”.

No es la primera vez que el PJ da marcha atrás con la decisión de avanzar con un quiebre con el kirchnerismo en Diputados. Ya el 30 de junio, Gioja había previsto una reunión para avanzar en ese sentido. La excusa oficial fue la cercanía con el aniversario de la muerte de Juan Perón. El motivo real, que se impuso el “ala blanda” de la mesa chica del PJ, es decir, la de quienes creen que no es momento de provocar una nueva sangría en el FPV, entre otras cosas, para no favorecer al Gobierno con más división opositora.

Ayer volvió a primar la postura de los “pacientes”, entre quienes se cuentan el propio Gioja, el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, y sus pares de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, y de Catamarca, Lucía Corpacci.

Los más urgidos

Entre los convencidos de que la ruptura no puede esperar están el jefe de la bancada justicialista en el Senado, Miguel Pichetto, el gobernador de Chaco, Domingo Peppo, y el de Formosa, Gildo Insfrán.

“No tenemos interlocución en la Cámara de Diputados y ese es un problema grande”, graficó ante LA NACION uno de los gobernadores que participó de la reunión en la cita de ayer, en un hotel de Congreso. El mandatario agregó que la situación “es diferente” en el Senado, donde el papel de nexo con las provincias lo concentra Pichetto.

Los argumentos oficiales para el mantenimiento de la tropa dentro del bloque fueron evitar que se fomente la división y se favorezca, así, al Gobierno.

Pero hay peronistas que asocian la nueva marcha atrás con la personalidad de Gioja, poco afecto a propiciar escenarios de tensión, y también, para este caso en particular, que el consenso para abandonar el bloque del FPV no sería el que en el partido habían sopesado en los últimos días.

“Fallaron los números”, sintetizó otro de los invitados. ¿Traducido? Los diputados que hasta la semana pasada estaban dispuestos a abandonar el bloque kirchnerista no serían 20, como había hecho trascender el propio partido, sino muchos menos. Gioja no quiso arriesgarse a anunciar un paso que lo dejara a mitad de camino.

Desde comienzos de año, el bloque del FPV en Diputados, que conduce Héctor Recalde, sufrió tres éxodos: el de los legisladores que formaron el Bloque Justicialista, con Diego Bossio a la cabeza, el del Movimiento Evita, una de las agrupaciones emblema de la era kirchnerista, y la de tres legisladores de la provincia de Misiones.

La próxima sangría, si la hay, deberá esperar.

Nuevo foro del peronismo no kirchnerista

Referentes de distintas vertientes del peronismo no kirchnerista se reunieron ayer para avanzar en una propuesta de revisión y renovación del partido. Allí se reunieron representantes de Sergio Massa, José Manuel de la Sota, Juan Manuel Urtubey, Adolfo Rodríguez Saá y Miguel Ángel Pichetto. Nucleados en la sede de APOC, con el nombre Foro del Peronismo del Siglo XXI, emitieron el documento “Recrear la política”.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments