En medio de una previa con tensión en aumento, los diputados opositores ajustan las estrategias para intentar acorralar al ministro de Energía, Juan José Aranguren, durante el plenario de comisiones en el que expondrá mañana por la tarde. Las declaraciones de Marcos Peña -jefe de Gabinete- ayer ratificaron que el oficialismo buscará confrontar con Julio De Vido, ex responsable del área durante el kirchnerismo, lo que generó cuestionamientos del resto por el riesgo de que la disputa derive en un escándalo que desvirtúe la reunión. Aun con sus diferencias, los espacios opositores coincidirán en la necesidad de que queden sin efecto los incrementos de las tarifas de gas y luz dispuestos por Aranguren con el aval de Mauricio Macri.

“Vamos a preguntar, esperamos que no hagan un circo y nos contesten. Si Peña cree que la Cámara es De Vido, está equivocado”, dijo a Clarín la diputada Graciela Camaño, del Frente Renovador. El jefe de Gabinete había dicho que “ojalá participe del debate” el ex ministro de Planificación. El macrismo procurará enfrentar los embates con apelaciones a la responsabilidad del kirchnerismo en las urgencias energéticas y a los casos de corrupción de la administración anterior.

Con su cintura habitual, Sergio Massa criticó con dureza los aumentos aunque no convalidó el avance de las iniciativas para frenarlos en el Congreso, con el argumento de que la decisión le corresponde al Ejecutivo. La postura del bloque será exigir al ministro y en consecuencia al Presidente la reconsideración del cuadro tarifario, “barajar y dar de nuevo” como acordaron en una reunión previa. También pedirán a Aranguren respuestas sobre su participación accionaria en Shell y las medidas que favorecieron a la empresa. “Está dentro de lo que tiene que explicar”, adelantó Camaño. Los massistas mantuvieron en las últimas horas conversaciones con miembros de Progresistas -de Margarita Stolbizer- y del Bloque Justicialista -de Diego Bossio- para articular estrategias.

Por otro camino, el de los proyectos parlamentarios, el kirchnerismo también irá por la anulación del cuadro tarifario suspendido por la Justicia. “El martes no está en juego ninguna ‘herencia recibida’ sino el escandaloso tarifazo del gobierno de Macri”, respondió De Vido a Peña en su cuenta de Twitter, sin confirmar su asistencia. “Los expertos en este tema están recopilando la información y viendo cuáles son las preguntas más inteligentes. Le damos importancia a la convocatoria, pero creemos que lo fundamental es un pronunciamiento del Congreso para frenar el tarifazo”, aseguró la kirchnerista Diana Conti.

El Bloque Justicialista definirá su estrategia mañana, en una reunión de bloque. Bossio presentó un proyecto para suspender los aumentos hasta las audiencias públicas y establecer aumentos graduales. “Queremos salir de la farsa de una pelea conventillera. Vamos a ir a fondo con todo el régimen que ha llevado a la quiebra al sistema energético argentino”, planteó Néstor Pitrola, del Frente de Izquierda, y también enunció como objetivo el freno a los aumentos dispuestos por el Gobierno: “Vamos por la anulación del tarifazo con un rumbo distinto de otro tarifazo gradual”.

La reunión -mañana a las 14- será presidida por el macrista Pablo Tonelli, titular de Asuntos Constitucionales, en un plenario que también incluirá las comisiones de Presupuesto, Energía, Obras Públicas y Defensa del Consumidor. “Claro que estoy listo, ¿me van a sentar a De Vido al lado?”, se mostró confiado Aranguren el jueves, ante la consulta de un alto funcionario del Gobierno. “Estamos preparando la presentación”, dijeron anoche cerca del ministro. En la Casa Rosada buscarán minimizar los riesgos sobre pasos en falso como en su paso por el Senado, cuando dijo que “estamos aprendiendo sobre la marcha”, o la más reciente interpretada como una presión a la Corte, cuando advirtió que “sería muy grave” que no avalara el tarifazo.

 

fuente CLARÌN

Comments

comments