El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, se convirtió ayer en el primer mandatario provincial que salió a avalar el plan de la Casa Rosada para recibir a unos 3000 refugiados sirios.

Tal como adelantó LA NACION, el Gobierno busca el apoyo de las provincias para materializar la ayuda humanitaria a los sirios que escapan de la guerra. En este contexto, el diputado peronista alineado con Rodríguez Saá, Luis Lusquiños, se reunió ayer con funcionarios del Ministerio del Interior y de la Jefatura de Gabinete para empezar a coordinar una “hoja de ruta” a seguir en la instrumentación del Plan Siria en las provincias. No está definida aún la cantidad de refugiados que acogerá San Luis.

“Hay una voluntad concreta de San Luis de recibir refugiados sirios y darles apoyo en educación y salud mínimamente”, expresó Lusquiños a LA NACION al ratificar su reunión en la Casa Rosada.

Por lo pronto, el emisario de Rodríguez Saá que estuvo en el Gobierno destacó que San Luis realizó el empadronamiento de unas 40 familias de origen sirio que están dispuestas a dar alojamiento y en algunos casos trabajo a los refugiados. La Casa Rosada les daría el apoyo logístico con ayuda de Acnur, la Organización Internacional para los Migrantes (OIM), Estados Unidos y la Unión Europea para concretar así el traslado de los refugiados sirios a la Argentina.

Se estima que en una primera etapa vendrán 300 de los 3000 refugiados que se comprometió traer al país el presidente Mauricio Macri. Estos se distriubuirán en distintas provincias donde hay comunidades sirias.

Ayer, Lusquiños acordó con el Gobierno algunos detalles para trabajar en el futuro que no están definidos aun como por ejemplo el mecanismo de selección de los refugiados, la participación de la Agencia Federal de Inteligencia, la Dirección de Migraciones, la Cancillería y el Ministerio de Defensa, entre otros actores.

El 29 de este mes viajará una delegación de la Casa Rosada a San Luis para coordinar la tareas de asistencia a los refugiados. Como informó LA NACION, la idea de Macri es que haya un trabajo de “responsabilidades compartidas” en este plan y que las provincias colaboren con el Gobierno nacional en el aporte de programas de empleo, salud y educación para sustentar a los refugiados sirios.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments