MENDOZA.- Con un megaoperativo especial de seguridad, con policías y agentes municipales dispuestos en diversos puntos estratégicos de Mendoza, el presidente Mauricio Macri pasó por esta provincia en una visita fugaz de tres horas, donde primaron los traslados por vía aérea y los mensajes en defensa de las políticas oficiales, especialmente en materia de tarifas.

Así las cosas, luego de los incidentes que sufrió en Mar del Plata, y tras una amenaza telefónica en la provincia cuyana, que alertó en la noche del martes que el mandatario “volará por el aire” -lo que terminó con un hombre detenido, al parecer con problemas psiquiátricos-, la vigilancia en torno al mandatario fue protagonista en la jornada de conmemoración del 166° aniversario de la muerte del general José de San Martín.

“Que Macri tenga cuidado porque lo voy a hacer volar por el aire”, fue el intimidante mensaje que llegó al Centro Estratégico de Operaciones (CEO), luego de una llamada al 102. El hermetismo oficial sobre esta denuncia creció con el correr de las horas, aunque se activaron todos los protocolos de emergencia desde el Ministerio de Seguridad.

Problemas psiquiátricos

Así las cosas, se montó un operativo especial y se logró dar con el responsable de la llamada en el barrio Huarpes, en el departamento de Godoy Cruz, quien padecería problemas psiquiátricos. En el caso interviene la Fiscalía Especial, bajo la figura de Juan Manuel Bancalari.

Desde el gobierno local buscaron llevar tranquilidad y minimizaron la amenaza. “Los policías que vieron al hombre dijeron que era evidente que tenía problemas mentales. No fue siquiera una amenaza, fue una llamada rara, y el autor quedó detenido a disposición de la Fiscalía de Delitos Complejos”, expresó el ministro de Seguridad, Gianni Venier.

De todas maneras, la preocupación siguió latente porque el jefe del Estado, en medio de los megaoperativos de custodia, tras las incidentes que sufrió la semana pasada en Mar del Plata, realizó vía aérea los traslados en la provincia cuyana. Durante la visita de Macri participaron más de 400 policías para la vigilancia de cada movimiento que realizó el titular del Ejecutivo nacional.

El Presidente llegó a media mañana en helicóptero al reconocido Cerro de la Gloria para participar, junto con el gobernador radical de Cambiemos, Alfredo Cornejo, del homenaje.

“Este gobierno no viene a hacer un cambio económico sino de valores. Estamos logrando lo que nos propusimos, vamos por el camino de la dignidad, del progreso, con reglas claras. Hay dirigentes que todos los días nos ponen palos en la rueda, que no quieren que se resuelva la falta de energía. Sin energía no hay futuro, no hay más agua para la producción. En este nuevo homenaje los invito a seguir en este camino”, expresó el Presidente, en clara referencia a los cuestionamientos por el polémico tarifazo y a la espera de la decisión de la Corte Suprema.

Luego se dirigieron a Luján de Cuyo para inaugurar junto al intendente y jefe de Pro local, Omar De Marchi, la esperada obra de cloacas para los vecinos del distrito de Perdriel. Ante la atenta mirada de Macri, la comitiva oficial y de un grupo de personas que se acercaron a saludar, el gobernador mendocino expresó: “Éste es un gobierno nacional con mucha sensibilidad social. Esto es hacer obras, como las estamos haciendo, no es regalar cosas. En estos escasos meses, Mauricio está cambiando la Argentina de una vez por todas”. Por su parte, el Presidente agradeció a ambos dirigentes políticos por su “liderazgo” y destacó ante los presentes, en medio de estrictas medidas de seguridad, su frase de cabecera: “Sí se puede”.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments