Después de un año y casi nueve meses, la Corte Suprema de Justicia de la Nación volverá a funcionar a partir de hoy con cinco miembros, como marca la ley, ya que este mediodía asumirá su cargo en el Máximo Tribunal el jurista Carlos Rosenkrantz. Al igual que al último magistrado incorporado a la Corte, Horacio Rosatti, que le tocó intervenir en el tema de las tarifas del gas a los pocos días de haber ocupado su cargo, a Rosenkrantz lo espera en lo inmediato otro tema similar y de alto impacto en la sociedad: la legalidad de la suba en los consumos de electricidad.

La ceremonia de asunción de Rosenkrantz está prevista para este mediodía en el Palacio de Justicia. Se espera que participen de la misma los otros cuatro integrantes del cuerpo y que el presidente del tribunal, Ricardo Lorenzetti, sea quien le tome el juramento, tal como ocurrió con Rosatti tres semanas atrás.

Luego del freno parcial que le puso al Gobierno en la readecuación de las tarifas del gas, el Máximo Tribunal tiene previsto tratar el tema de los aumentos en la energía eléctrica dentro de 15 días, es decir el martes 6 de setiembre.

Así surge de lo dispuesto por la propia Corte el jueves pasado, el mismo día que emitía su sentencia en el caso del gas, cuando recibió el expediente de la luz y decidió remitirlo, vía fotocopia certificada, a la Procuración General de la Nación para conocer su opinión, que no es vinculante.

“En consideración a la naturaleza del presente asunto, se hace saber a la señora Procuradora General de la Nación que la Corte Suprema considerará esta causa en el acuerdo del martes 6 de septiembre, a las 10 hs”, dice en el texto en el que se dispuso la remisión del caso.

La procuradora general de la Nación, la cuestionada Alejandra Gils Carbó, se había pronunciado la semana pasada en contra del aumento en las tarifas de gas, pero con un criterio mucho más amplio del que finalmente tuvo la Corte. El Máximo Tribunal inhabilitó el aumento a los usuarios residenciales pero no así el de comercios, industrias y todos los otros consumidores que no sean hogares.

El tema de la luz que llegó a la Corte fue planteado también en la ciudad de La Plata, como el del gas, pero en este caso por los diputados provinciales Walter Abarca -ex secretario privado de Néstor Kirchner y alejado hace unos meses de la agrupación La Cámpora- y Evangelina Ramírez; el apoderado del Partido Justicialista (PJ) bonaerense, Jorge Landau; por un club social de Quilmes y por el ex intendente de Miramar Enrique Honores, interinamente a cargo de la Defensoría del Pueblo bonaerense.

Al igual que en el expediente que resolvió la semana pasada la Corte, aquí el principal cuestionamiento es que no se hayan realizado audiencias públicas con los usuarios antes de la disposición del aumento en las tarifas de la luz. Por tal razón, se presume que la Corte podría actuar de la misma manera que lo hizo la semana pasada, es decir, suspender el aumento para los hogares hasta que se haga la audiencia. El Gobierno las convocará esta semana .

Como Rosenkrantz no firmó la semana pasada en la causa del gas, es una incógnita cómo lo hará en el tema de la luz. Tanto él -que colaboró en el gobierno del radical Raúl Alfonsín- como Rosatti -que fue intendente de Santa Fe por el PJ y hasta fue ministro de Justicia de Kirchner- fueron propuestos al Senado a fines del año pasado por el presidente Mauricio Macri. Tras un semestre de espera y negociaciones, el Senado les dio el finalmente el acuerdo el 15 de junio.

La Corte funcionó desde fines del año pasado hasta fines de junio con sólo tres miembros (Lorenzetti, Elena Highton y Juan Carlos Maqueda). El veterano Carlos Fayt había anticipado su renuncia para el día siguiente al cambio de Gobierno del 10 de diciembre. Un año antes había renunciado Raúl Zaffaroni al llegar a los 75 años de edad y durante 2014 habían fallecido Carmen Argibay, en mayo, y Enrique Petracchi, en octubre de ese año, respectivamente.

 

fuente CLARÌN

Comments

comments