El diputado Darío Martínez (FPV) amplió ayer la denuncia contra Mauricio Macri en la causa conocida como Panamá Papers. El legislador aseguró que, de acuerdo a registros oficiales, la firma offshore Fleg Trading -que tuvo al Presidente como uno de sus directores- participó de un entramado societario en Brasil vinculado al grupo Socma, con movimientos por U$S 9,3 millones.

La causa se inició en abril, luego de que LA NACION revelara que Macri figuró como director y vicepresidente de la firma Fleg Trading. Se trata de una offshore radicada en Bahamas y activa entre 1998 y 2008, de acuerdo a los registros de Mossack Fonseca provistos por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).

Según señalaron fuentes judiciales a este medio, el expediente que investiga al Presidente adquirió dos direcciones. Por un lado, se busca estipular si Macri incurrió en “omisión maliciosa” al no informar la firma offshore en su primera declaración jurada como jefe de gobierno porteño. Por el otro, se intenta determinar la vida que tuvo la sociedad para saber si se incurrió en algún delito y si Macri tuvo que ver con la puesta en movimiento de ese comportamiento societal.

El Presidente siempre aclaró que nunca fue accionista de Fleg Trading sino sólo su director y vicepresidente y que, de todos modos, se trató de una firma creada en Bahamas para hacer inversiones en Brasil que nunca prosperaron. Martínez insistió ayer en que se investigue si existieron maniobras de lavado de dinero a través de esa offshore y aportó elementos vinculados a la actividad que tuvo la sociedad entre 1998 y 2007.

Las denuncias

En un primer escrito, el diputado del FPV había señalado que Fleg Trading compró la firma Owners do Brasil Ltda., de acuerdo a los registros públicos de San Pablo. Según el diputado, adquirió el 99,9% de las acciones de la empresa brasileña a través de un pago de U$S 9,3 millones a Socma Americana en septiembre de 1998.

Ayer, el diputado aportó más vínculos con otras tres sociedades. Indicó que en 2007 Owners do Brasil, que tenía a Fleg Trading como controlante, pasó a ser accionista de Itron Do Brasil Ltda, Martex Do Sul Ltda y Mega Consultoria Servicios e Participacoes Ltda. Las firmasfueron creadas entre 1995 y 2002. Tuvieron a Socma Americana o a integrantes de la familia Macri entre sus accionistas, pero no al Presidente.
Martínez también pidió que se investigue la “ruta del dinero” y detalló que “en fechas muy cercanas” al ingreso de Fleg Trading en Owners Do Brasil, Socma Americana, que presuntamente había recibido U$S 9,3 millones por esa transacción, hizo nuevas inversiones en otras sociedades brasileñas. “Destinó 3,4 millones de reales para capitalizar la empresa Itron Do Brasil Ltda, otros 1,8 millones de reales como aporte en Partech Unnisa Participacoes Ltda y 5,3 millones de reales para constituir Partech Ltda”, enumeró el diputado, a partir de registros de la Junta Comercial del Estado de San Pablo. “No lo podemos afirmar, pero todo hace suponer que esos montos son parte del dinero de procedencia desconocida que Fleg Trading ingresó a Brasil”, manifestó el denunciante.

El juez Casanello, semanas atrás, solicitó a la Inspección General de Justicia (IGJ) los legajos completos de las sociedades Grumafra SA, Socma Americana SA, Global Collection Services, MTC Investment y Macri Investment Group, todas firmas que habrían estado vinculadas a la incursión del grupo Macri con Pago Fácil en Brasil. También libró exhortos a Panamá y Brasil en busca de datos de las firmas investigadas. Sólo el país vecino respondió, en parte, su requisitoria.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments