Discutieron. Se rieron mucho. Volvieron a pelearse. Y entre bocado y bocado acordaron tirar “juntos para adelante” por el bien del Gobierno.

Así fue, según allegados de ambas partes, el almuerzo “familiar” compartido anteayer por el presidente Mauricio Macri y la diputada Elisa Carrió en la quinta que el primer mandatario tiene en Malvinas Argentinas.

El asado, compartido durante más de una hora y media, fue la primera charla sostenida por ambos desde el apoyo público que Carrió dio a Juan José Gómez Centurión, el ex titular de la Aduana separado del cargo por el propio Presidente. “Hablaron de Gómez Centurión. Lilita le explicó que va a seguir apoyándolo porque cree que es una persona honesta. El Presidente le dijo que le parecía bien”, afirmaron a la nacion cerca de la diputada y líder de la CC-ARI. Hubo otros temas sobre la mesa.

El viernes, Carrió presentó en la Cámara baja un paquete de tres proyectos, el primero de los cuales establece la derogación de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y la creación de un “sistema de inteligencia nacional”, a lo que se le sumaría el “sistema nacional de investigación”, una agencia que investigue delitos federales como “terrorismo, narcotráfico, sedición, tráfico de armas, tráfico de divisas, tortura, tráfico y trata de personas”, según señala un comunicado que la diputada difundió ayer.

En el escrito, Carrió afirma que en la AFI “se producen las más graves violaciones de los derechos y garantías de los ciudadanos garantizadas en la Constitución Nacional, facilitando el desarrollo del crimen organizado” y que por ello se la debe derogar.

Además de la creación de esas agencias -y de otros numerosos departamentos de investigaciones-, la dirigente propuso la federalización de los delitos de narcomenudeo y de los de torturas.

La defensa
En tanto, Carrió volvió a dejar en claro que cree en la versión de Gómez Centurión, que en su defensa inicial habló de una “operación” en su contra de un sector de la AFI, y apuntó (al igual que su informante, el polémico Oldemar Barreiro Laborda) a la número 2 de la organización, la ex legisladora porteña de Pro Silvia Majdalani. Tiene cuentas pendientes con ese sector de la AFI, a quien relaciona con el presidente de Boca Juniors, Daniel “Tano” Angelici, que goza de la plena confianza del Presidente.

“Se propone una reforma integral de la seguridad federal para la eliminación de nichos de corrupción y la connivencia entre el poder político, la policía y la delincuencia”, explicó Carrió en los considerandos del proyecto de ley en el que propone (junto con sus compañeros de bancada de la CC-ARI) la desaparición de la AFI.

¿Otros temas conversados? El fallo de la Corte Suprema que anuló parte de los incrementos de tarifas del gas. Y el propio presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, a quien Carrió acusa de corrupción y al que amenaza con un pedido de juicio político, y con quien Macri intenta sostener buenos vínculos.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments