El hermano del ladrón que fue asesinado por un médico cuando intentó defenderse de un asalto al salir de su casa prometió vengarse y publicó un mensaje en Facebook para despedirse de su familiar. “Cuántas cagadas te mandaste y nunca te dejamos tirado y ahora menos. No vamos a parar hasta que este gil la pague, te juro, hermano”, escribió.

Druu de Lyberta -como figura en la red social- recordó a su hermano asesinado ayer en Loma Hermosa y reiteró su idea de vengarse ante el profesional que el viernes por la noche se resistió al robo de su auto. “Siempre presente hermano, nunca te voy a olvidar, sos el ángel de toda la familia. Te amo hermano, este gil va a pagar lágrima por lágrima”, reiteró.

“No quiero que lleguen las 19:00, no quiero verte ahí, vos tenés que estar acá con nosotros hermano. Por qué te quitó la vida así, 24 años a 20 días de cumplir 25”, publicó el domingo, horas antes del velatorio.

face

El hecho ocurrió el viernes por la noche, alrededor de las 21, en el cruce de El Ombú y El Pensamiento, del mencionado distrito del partido de San Martín. Según el parte policial del procedimiento, al que accedió LA NACION, todo comenzó cuando el médico Lino Villar Cataldo, de 61 años, estaba saliendo de su vivienda -en la que tiene consultorio- a bordo de un Toyota Corolla gris. El delincuente lo obligó a bajar del auto pero no pudo escapar porque no sabía cómo usar la caja automática.

El médico ingresó a su casa y buscó un arma de fuego, con la cual efectuó cuatro disparos que impactaron en el cuerpo del delincuente y provocaron su muerte casi instantáneamente.

En ese momento, confirmaron voceros del Ministerio de Seguridad bonaerense, un delincuente armado que iba a pie lo interceptó con fines de robo y lo obligó a descender del rodado, para luego arrojarlo al piso.

El parte policial identificó al ladrón como Ricardo Krabler, de 24 años, con domicilio en el llamado Barrio Libertador, situado a escasas cuatro cuadras de la casa del médico. Los familiares del fallecido llegaron hasta el lugar y admitieron los antecedentes delictivos del joven.

El médico quedó detenido por el delito de homicidio, a disposición del personal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 7 del Departamento Judicial San Martín. Los investigadores deberán establecer si el hombre cometió el hecho como una legítima defensa o si hubo un exceso. Esa situación definirá si sigue preso o resulta liberado.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments