En un movimiento reflejo a la detención del ex funcionario K José López en un convento de General Rodríguez, a la semana siguiente del episodio Diputados dio media sanción a la ley del Arrepentido. Pero la norma aún está lejos de ser ley. Es más: hoy el Senado se propone aprobar con varias modificaciones el proyecto original, con lo que inevitablemente deberá volver a ser tratado por la Cámara Baja. Eso sí: por el consenso conseguido entre el oficialismo y una parte mayoritaria de la oposición, se espera que la iniciativa anticorrupción sea aprobada por una contundente mayoría de los senadores.

Otras dos iniciativas motorizadas por el oficialismo serán tratadas en la sesión de hoy del Senado. Y ambas probablemente serán ley hoy mismo debido a que no se les harían retoques: la de Acceso a la Información y la de Flagrancia, que establece un proceso penal más veloz para las personas que sean pescadas in fraganti cometiendo un delito.

La de Acceso a la Información, que incluye la creación de un ente autárquico llamado Agencia de Acceso a la Información Pública, establece que estarán obligados a brindar datos la administración pública nacional, los poderes Legislativo y Judicial, el Banco Central, el Ministerio Público Fiscal, entre otros organismos. Según la iniciativa, los funcionarios deben entregar la información en un plazo de 15 días.

En el núcleo más K del FpV intentaron la semana pasada hacer cambios en el proyecto de ley de Acceso a la Información, con lo que la iniciativa iba a terminar volviendo a Diputados. Pero sobre la hora el oficialismo logró frenar esas modificaciones y el dictamen salió con el texto tal como ingresó desde la Cámara Baja.

La ley de Flagrancia tuvo media sanción en Diputados a principios de junio, pero recién la semana pasada obtuvo dictamen favorable en el Senado. La norma, que introduce cambios en el Código Procesal Penal, establece un juzgamiento rápido de los delitos en los que sus autores fueron detenidos cuando los concretaban.

Según el mecanismo fijado por la ley enviada por el Poder Ejecutivo, el detenido debe ser llevado ante el juez para participar de una audiencia oral inicial de flagrancia que deberá realizarse dentro de las 24 horas desde que fue detenido. La nueva norma se podrá utilizar en aquellos delitos ilícitos que se condenen con penas menores a los 15 años.

La ley del Arrepentido obtuvo media sanción en Diputados a fines de junio pasado. El Senado se tomó julio y agosto para analizar la norma y finalmente se decidió hacer retoques, algunos sustanciales, en el proyecto original. Eso sí: los cambios fueron consensuados entre el bloque oficialista y el del FpV, el mayoritario y determinante de la Cámara Alta.

Entre las modificaciones hechas en el Senado figura que el acusado tendrá una ventana de tiempo en la que podrá acogerse a la figura de arrepentido: será entre su imputación y el auto de elevación a juicio. Después, ya no podrá hacerlo.

El proyecto también establece que la información aporte el arrepentido “deberá referirse únicamente a los hechos ilícitos de los que haya sido partícipe y a sujetos cuya responsabilidad penal sea igual o mayor a la del arrepentido”.

La sesión arrancará a las 14 y el listado de proyectos a tratar terminarán de ser definidos en la reunión previa de Labor Parlamentaria, convocada para las 11.

Parte de la oposición tenía expectativa con que también se trate la norma que rebaja las comisiones por operaciones con tarjetas de crédito y de débito, que ya tiene dictamen favorable.

En la sesión de hoy se votaría cerca de una veintena de iniciativas. Otros proyectos que serían tratados son modificaciones a las leyes de Quiebra y de Contrato de Trabajo.

 

fuente CLARÌN

Comments

comments