La Oficina Anticorrupción (OA) justificó ante la Justicia las diferencias que exhiben distintas declaraciones juradas de Mauricio Macri. El organismo de control le presentó en los últimos días al juez federal Sebastián Casanello un análisis comparativo de los formularios que el Presidente entregó entre 2013 y 2015. Fundamentalmente, porque en el ejercicio 2014 se detectaron diferencias entre sus presentaciones simultáneas como candidato presidencial y como jefe de gobierno porteño.

El objetivo del juez que investiga a Macri en la causa por los Panamá Papers es determinar si las contradicciones tienen justificación por cuestiones técnicas de los formularios de la ciudad y la Nación, tal como alegó el Presidente.

La OA y la Dirección General de Ética en el Ejercicio de la Función Pública del gobierno porteño elaboraron un informe conjunto de 43 páginas -al que accedió LA NACION- que se limitó a comparar las normativas vigentes en uno y otro ámbito, sin profundizar sobre cuestiones de fondo en los bienes del Presidente. La conclusión del estudio es que Macri completó sus declaraciones juradas en “dos formularios distintos” que “responden a regímenes jurídicos diferentes”.

¿Qué diferencias patrimoniales mostraban esas declaraciones juradas? Sobre el ejercicio 2014, como jefe de gobierno porteño, Macri informó activos por $ 60 millones más US$ 2 millones ante la Escribanía de la Ciudad. Tres meses después, ya como candidato a presidente, declaró ante la OA bienes por $ 52 millones referidos al mismo período.
En este último formulario, el entonces candidato a presidente de Cambiemos especificó dos cuentas en el exterior (Estados Unidos y Suiza) y reveló que le prestó dinero a su amigo Nicolás Caputo. Además, declaró las sociedades en las que participaba, aunque le puso un valor simbólico de $ 0,01 a cada una. Esa información detallada no aparecía de ese modo en su presentación realizada tres meses antes ante las autoridades porteñas.

El análisis comparativo

En su escrito a Casanello, la OA señaló que “cada formulario debe ser completado con los bienes que las respectivas normativas exigen y debe respetarse la forma de valuación exigida en cada caso”. El organismo conducido por Laura Alonso, que pertenece a la órbita del Poder Ejecutivo, agregó más fundamentos que avalan las presentaciones que hizo Macri: “La forma de carga de los datos es diferente, porque a nivel nacional la carga captura la información de las declaraciones que se presentan ante la AFIP, mientras que en el formulario de la ciudad es manual”.
En un cuadro comparativo adjunto, además, la OA enumeró diferencias puntuales en uno y otro formulario. Por ejemplo, en el rubro “inmuebles” se especificó que la ciudad requiere “la valuación fiscal y el valor de compra”, mientras que en el ámbito nacional “sólo expone el importe mayor entre la adquisición amortizado y el valor fiscal”. Respecto de los depósitos bancarios, mientras que ante el organismo de control nacional se debe especificar “en moneda nacional al tipo de cambio indicado”, en el ámbito porteño “se podría consignar el valor en moneda extranjera”.

Investigación y explicaciones

La investigación sobre el patrimonio de Macri se originó después de que LA NACION reveló que el Presidente se desempeñó como director de la sociedad Fleg Trading radicada en Bahamas, lo que dio origen a un expediente judicial por supuesta “omisión maliciosa” de dicha sociedad en su declaración jurada.

El diputado kirchnerista Norman Martínez, denunciante en esa causa, sostuvo en un escrito que las diferencias entre las distintas declaraciones de Macri exponen irregularidades de fondo en su patrimonio. El fiscal federal Federico Delgado, entonces, requirió un análisis comparativo, que fue lo que Casanello ordenó a los organismos de control.

En su última declaración jurada, luego de asumir como presidente, Macri aclaró algunas de las acusaciones por supuestas irregularidades. El líder de Cambiemos declaró un patrimonio de $ 110 millones, un incremento superior al 100% con respecto a los $ 52 millones que había informado en el ejercicio 2014.

El Presidente explicó -a través de las observaciones- que su incremento patrimonial estaba justificado por la valorización que hizo de algunas de sus acciones, que en su anterior presentación ante la OA figuraban con un valor simbólico de $ 0,01 “por cuestiones técnicas vinculadas al formulario de presentación”.

Una parte de los bienes del líder de Cambiemos ya fue colocada a mediados de este año en un fideicomiso ciego.

 

fuente CLARÌN

Comments

comments