El juez de la Corte Suprema Horacio Rosatti se transformó en el primer ministro del tribunal que entregó voluntariamente su declaración jurada. Completó el formulario con el detalle de su patrimonio ante la Oficina Anticorrupción (OA) un mes y medio antes de asumir como ministro del organismo. Se trata del mismo requerimiento al que están obligados distintos funcionarios del Poder Ejecutivo, legisladores y candidatos a cargos nacionales electivos.

DECLARACIÒN JURADA JUEZ ROSATTI by Natalia Encuadre Real Vargas on Scribd

La información sobre el patrimonio de Rosatti se conoce apenas 48 horas después de que la Corte Suprema rechazó por unanimidad -también con la firma del propio Rosatti- un pedido realizado por los diputados Elisa Carrió y Fernando Sánchez para que los miembros del tribunal entreguen sus declaraciones juradas ante el Consejo de la Magistratura, organismo que regula la publicación de esa información para todos los jueces federales.

El tribunal, en una acordada, sostuvo que las peticiones deben ajustarse a la reglamentación que había establecido la propia Corte en la acordada 9/2014, que impone una serie de trámites a quien solicita la información.

El juez Rosatti presentó el 2 de mayo de 2016 su declaración con la información de 2015, el último período fiscal cerrado entonces. El juez aguardaba en ese momento el proceso legal para sellar su incorporación al tribunal, que se concretó a fines de junio.

El nuevo ministro del alto tribunal declaró poseer un patrimonio de $ 1,1 millones a fines 2015, un monto casi idéntico al cierre del ejercicio 2014. Como suele suceder con las declaraciones, que toman valores fiscales para la cotizar sus activos, el patrimonio real de Rosatti está por encima de ese número. Así, informó que tiene ocho propiedades, un auto y dinero en efectivo.

El juez declaró la mitad de cinco departamentos destinados a alquiler, una casa y una cochera en la ciudad de Santa Fe, su lugar de residencia por años. También informó la mitad de un departamento de 45 m2 en la ciudad de Buenos Aires y una propiedad de 61 m2 en Uruguay (no detalla en qué ciudad), que valuó en $ 144.000. Su único auto es un Peugeot 308, modelo 2013, que cotizó en $ 289.000.

También declaró cinco cuentas bancarias en el país, aunque con valores mínimos, y una caja de ahorro en Uruguay que permanecía sin dinero al cierre del ejercicio. Informó US$ 20.000 en efectivo y $ 10.000. Por último, detalló que con su actividad privada percibió ingresos por medio millón de pesos durante todo el año, es decir, unos 40.000 por mes.

Gestos de Rosatti

No es la primera vez que Rosatti se diferencia. En marzo, cuando defendió su postulación a la Corte ante el Senado, aseguró que los jueces deben pagar el impuesto a las ganancias, una exención impositiva de la que gozan los magistrados.

Al asumir, afirmó que “la Justicia está en deuda con la sociedad” y pidió llevar adelante “un trabajo conjunto con los otros poderes del Estado”.

La Corte rechazó anteayer el pedido de Carrió para hacer pública su información patrimonial y ratificó que seguirá vigente el régimen propio del alto tribunal para hacer públicas las declaraciones de jueces, que mantiene la información reservada. En diálogo con LA NACION, Sánchez aseguró que, tras la negativa, presentarán una denuncia para exigir que se revele la información patrimonial.

En la Corte aducen la necesidad de garantizar la seguridad frente a posibles represalias que podrían sufrir los jueces de parte de terceros a los que juzgan. “La publicidad de las declaraciones juradas patrimoniales integrales de los funcionarios públicos debe armonizar distintos aspectos, que no se agotan en la publicidad de las declaraciones juradas y el alto objetivo de transparencia, sino que requiere la imprescindible conciliación de dichos propósitos con la debida reserva y protección que deben tener los datos personales allí consignados, también de raigambre constitucional”, argumentaron.

Tanto LA NACION como distintas asociaciones civiles intentaron obtener la información patrimonial sobre los ministros de la Corte, pero después de un largo derrotero administrativo la información no fue suministrada.

El magistrado que aportó sus datos
Horacio Rosatti(ministro de la Corte Suprema)

No es la primera vez

Además de diferenciarse al presentar su declaración jurada, Rosatti también marcó un contraste cuando afirmó que los jueces deberían pagar Ganancias

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments