Con la expectativa de la Casa Rosada y de varios sectores políticos puesta en la posibilidad de que pueda convertirse en un importante factor de presión para lograr la renuncia de Alejandra Gils Carbó a la Procuración General, se constituirá hoy la Comisión Bicameral de Seguimiento y Control del Ministerio Público.
Al frente del cuerpo legislativo quedará la diputada massista Graciela Camaño (FR-Buenos Aires) y el dato relevante es que entre los 16 integrantes que tendrá la comisión y que se reunirá a partir de las 17, el kirchnerismo apenas si tendrá tres representantes.

Último engranaje de poder real que le queda al kirchnerismo, el Gobierno de Mauricio Macri fracasó en su intento de que Gils Carbó renunciara en diciembre al estratégico cargo que ocupa, por lo que ahora apuesta a alcanzar ese objetivo a partir de accionar diferentes palancas legislativas.
Una será la sanción de una nueva ley de Ministerio Público. La comisión Bicameral, será otra. De hecho, una de las primeras tareas que realizará será llevar a cabo una revisión de la gestión de la funcionaria en los cuatro años que lleva al frente de la Procuración General, cargo al que llegó con acuerdo del Senado tras el traspié de Cristina Kirchner por imponer en ése lugar al entonces director de la Sigen, Daniel Reposo y para reemplazar a Esteban Righi, que renunció por la denuncia que contra su estudio jurídico presentó Amado Boudou como parte de su defensa por el escándalo Ciccone.

Un dato para tener en cuenta es que ninguna fuerza tendrá mayoríaen la Comisión Bicameral. De hecho, el FPV será la fuerza con mayor cantidad de miembros (7), seguida de Cambiemos (6). En este escenario, el fiel de la balanza lo tendrán el Frente Renovador (2) y el Bloque Justicialista de Diputados (1), que tendrán en sus manos la llave para alcanzar dictamende mayoría.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments