Si bien todavía no llegó el Congreso ya que será presentado pasado mañana en la Cámara de Diputados, el Presupuesto 2017 se discute ya entre el oficialismo y las diferentes vertientes del peronismo, que pretenden hacer valer su peso legislativo para marcarle la cancha al Gobierno en el reparto de fondos para el año próximo.

Por lo pronto, el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, recibirá hoy, a las 12.30, a los presidentes de las comisiones de Presupuesto y Hacienda de ambas cámaras, el macrista Luciano Laspina (Diputados) y el peronista Juan Manuel Abal Medina (Senado), para anticiparles los principales lineamientos del proyecto de ley. Asistirán acompañados por el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo (Pro-Buenos Aires) (ver aparte).

Después de ese encuentro, está previsto que Prat-Gay se reúna también con representantes de los bloques legislativos de la alianza oficialista Cambiemos.

La participación de Abal Medina tiene un componente extra, ya que oficiará como polea de transmisión de los requerimientos del bloque del Frente para la Victoria del Senado mientras el Presupuesto 2017 se discuta en la Cámara de Diputados. La idea es que el proyecto llegue en revisión a la Cámara alta con el mayor consenso posible y evitar modificaciones que demoren su sanción.

Pero en el debate, también tendrán activa participación los gobernadores peronistas. Con este fin, el jefe del bloque de senadores del FPV, Miguel Pichetto, le adelantó a LA NACION que, una vez presentado el proyecto, el PJ reunirá a sus mandatarios provinciales para analizar el texto y trasladar las necesidades de las provincias durante el debate de la iniciativa en la Cámara baja.

Tal como publicó este diario en su edición de ayer, los gobernadores pondrán la lupa en el reparto de fondos para obras públicas -pretenden una “distribución federal”- y de los recursos impositivos coparticipables, en particular que se contemple la devolución de partidas detraídas por la Nación a las provincias durante la última década y que el gobierno de Mauricio Macri se comprometió a reintegrar.

“También queremos un mecanismo que permita a las provincias a tomar deuda sin tener que sufrir la demora de trámites engorrosos”, agregó Pichetto.

El oficialismo ya está al tanto de las pretensiones del PJ. Se lo transmitió el propio Pichetto a Pinedo y al presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó (Pro-Buenos Aires), el jueves de la semana pasada en una reunión en la que se discutió la agenda parlamentaria para los próximos meses.

En diálogo con LA NACION, Pinedo confirmó la predisposición del oficialismo a escuchar las sugerencias del peronismo. “Queremos poner todos los números sobre la mesa, somos abiertos en eso”, afirmó el presidente provisional del Senado al confirmar el encuentro que se celebrará hoy en el Ministerio de Hacienda.

A priori, el interés de los gobernadores peronistas estará centrado en el reparto de las obras públicas. El PJ ya le dio un anticipo al Gobierno de la firmeza con la peleará sobre ese punto el pasado 23 de agosto, cuando peronistas y kirchneristas unieron fuerzas y firmaron un dictamen de rechazo al DNU 797/16 en la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo.

El decreto en cuestión contenía la ampliación del Presupuesto 2016 en $ 36.000 millones para obras como el soterramiento del Sarmiento, que fueron objetadas por el PJ por considerarlas una demostración de “unitarismo presupuestario” por parte de la administración de Mauricio Macri, amén de cuestionar el hecho de que financiarán una obra que llevará a cabo la empresa IECSA, de Ángelo Calcaterra, primo de Macri.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments