El fallo de la Corte Suprema que frenó el incremento tarifario para los usuarios residenciales del gas condicionó la medición de inflación de agosto, que tuvo su menor valor en 12 años (en febrero de 2004 había sido del 0,1%). Según el informe difundido ayer por el Indec, el índice de precios al consumidor (IPC) del mes pasado tuvo un incremento del 0,2%, una cifra que está en línea con las expectativas que manejaban en el Gobierno.

De acuerdo con el organismo que conduce Jorge Todesca, la categoría vivienda y servicios básicos experimentó una baja del 5,6%. Allí se computa la marcha atrás en el aumento a las tarifas del gas para usuarios residenciales, que debieron retrotraerse a los valores vigentes al 31 de marzo según lo dispuesto por la Corte Suprema y la posterior resolución del Enargas, publicada en el Boletín Oficial el 18 de agosto.

De esta manera, el efecto de este fenómeno impactó parcialmente en la medición del mes (restó 0,7 puntos porcentuales) y también proyecta condicionar la medición de septiembre. Según el informe oficial, podría tener un efecto negativo sobre la tasa de inflación de este mes en 0,6 puntos porcentuales, aunque la situación podría revertirse luego de la audiencia pública que se realizará el viernes 16, a las que el Gobierno llega con un nuevo esquema de aumentos tarifarios.

Según el Indec, el rubro Esparcimiento (-0,6%) fue el otro del listado general con caída del nivel de precios en agosto, mientras que el resto de las categorías tuvo movimiento ascendente. De acuerdo con el informe oficial, las principales subas se produjeron en atención médica y gastos para la salud (3,1%), educación (2,3%), indumentaria, transporte y comunicaciones, y equipamiento y mantenimiento del hogar (0,8%). No obstante, a excepción de los dos primeros rubros, todas las categorías restantes registraron una desaceleración en comparación con el mes anterior.

En el promedio general, los bienes, que representan un 61,5% de la canasta de referencia del Indec, registraron en agosto una suba del 0,8%, mientras que los servicios donde se computa la mencionada reversión de las tarifas de gas, registraron un retroceso promedio del 0,7%.

Por otra parte, el informe del Indec registró una suba del 1,8% en el IPC Núcleo. Este índice, que excluye bienes estacionales y regulados y representa 69,9% de la canasta total del IPC, acusó una baja de 0,2 puntos porcentuales frente a la medición de julio (había sido 2%), en un camino descendente que se acercó a la meta del Gobierno, que proyecta un 1,5% de inflación core para el último trimestre del año.

Los registros del Indec, mientras tanto, se ubican por encima de los valores de inflación oficiales de la Ciudad de Buenos Aires pero por debajo del IPC Congreso. El lunes, el informe elaborado por los legisladores de la oposición a partir del promedio de las estimaciones de consultoras privadas había registrado una inflación del 0,5% para agosto, con un 1,9% para el mes sin considerar el efecto del freno al aumento de las tarifas de gas. En tanto, el ente estadístico porteño, cuya medición también contempló la marcha atrás en el los valores del gas, había presentado una deflación de -0,8% para agosto, que habría dado 0,9% sin la suspensión de los aumentos.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments