MAR DEL PLATA. – La inversión era esperanzadora: 90 millones de pesos. Dos empresas querían instalarse en el Parque Industrial de Mar del Plata ante la promesa del gobierno local de que las obras de ampliación del predio finalizarían a la brevedad. Entre 2013 y 2014 adquirieron los terrenos y en 2015 ya habían completado la construcción de sus fábricas. Pero aún no pueden empezar a funcionar allí y la causa parece irreal: falta pavimentar media calle y el municipio no cuenta con los fondos para hacerlo. A eso se le suma la falta de instalaciones de luz y gas.

La empresa Abreu S.A, que se dedica al equipamiento para la industria y se especializa en trabajos en acero inoxidable y cortes por chorro de agua, desembolsó $8.879.180 en 2013. La cifra se desprende del informe de gestión 2007/2015 realizada por la anterior administración, al que accedió LA NACION, en el cual se precisa, además, que Pasalto Materiales S.R.L, cuya actividad es la fabricación de cartón corrugado, invirtió $81.730.240. Aunque ambas compañías terminaron de construir sus fábricas, siguen sin poder empezar a funcionar.
“Adquirimos el terreno en 2013, empezamos a construir en 2014 y terminamos en octubre 2015. Sacamos un crédito, la idea era pagarlo con mayor producción. Ahora lo estoy afrontando con igual producción de trabajo. Estamos al rojo vivo”, dijo José Antonio Abreu, dueño de Abreu S.A. Desde hace más de un año reclama las obras. Primero, al entonces intendente Gustavo Pulti y ahora a la nueva administración de Carlos Arroyo.
Según señaló, el Gobierno nunca cumplió con las instalaciones de agua, luz, cloaca y gas. “Es todo tierra, no hay ningún servicio. Tienen que hacer 200 metros de calle, con eso ya podríamos entrar. Tenemos 20 empleados. Si a mi me dicen que hacen la calle y conectan la luz, podría estar contratando a más gente. De 20 pasaríamos a 40”, se lamentó. Mientras tanto sigue esperando y su empresa funciona aún en el puerto de Mar del Plata.
“Tuve reuniones con todos, con el gobierno anterior y con el actual. Me reuní con funcionarios de producción de Nación y Provincia. Se están ocupando pero las cosas tardan. Ahora el municipio está esperando a que Nación le dé plata. El tema son los tiempos: se demora sin sentido la generación de trabajo”, agregó.

Pasalto Materiales tenía programado empezar a producir en marzo planchas y embalaje en cartón y en poco tiempo maples para huevos y el reciclado del cartón que separa Mar del Plata. Habían proyectado poder abastecer no solamente a esta ciudad sino también a los alrededores -entre 500 y 1000 kilómetros- y emplear a 100 personas en la primera etapa.
Además, otras 15 empresas decidieron instalarse en el Parque Industrial, ubicado en el kilómetro 9 de la ruta 88. Les fueron adjudicados los terrenos pero aún no empezaron a construir sus fábricas. Entre todas, la inversión que podrían realizar, de acuerdo al informe de gestión, asciende a $706.509.297 y, según estimaciones del Gobierno, le darían trabajo a 1000 trabajadores.

“Desde el municipio no contamos con recursos. Estamos gestionando los fondos con Provincia. Lo más urgente es lo de Abreu y Pasalto”, dijo a LA NACION Ricardo de Rosa, secretario de Desarrollo Productivo, que indicó que las deudas de la Ciudad ascienden a 1000 millones de pesos. El déficit se compone de cuentas sin pagar con el personal municipal, con las obras sociales, con YPF, además de sueldos y mutuales de guardavidas; también existe un descubierto con el Banco Provincia de 119 millones de pesos.

Las ventajas impositivas son la razón por las que optaron por radicarse en el predio. Estar allí implica quedar liberado de obligaciones municipales como Derecho de Construcción, de Oficina y Habilitación; tasas por Seguridad e Higiene; por Alumbrado, Limpieza y Conservación de la Vía Pública (7 años). La exención abarca también impuestos provinciales: Ingresos Brutos (7,5 años), Inmobiliario (7,5 años), Automotores (7,5 años) y Sellos de los contratos derivados de la radicación.

El parque industrial cuenta con una superficie total de 260,174 hectáreas, a la que se agregan las 30 hectáreas de ampliación, con lo que suma un total de 124 hectáreas parceladas. Hasta ahora había en el predio 63 empresas en las que trabajan entre 4500 y 5000 personas, cifra que se incrementa estacionalmente en las relacionadas con la pesca y la producción frutihortícola. Con las nuevas compañías que se instalarán, el número ascenderá a 82.

De Rosa estimó que terminar las obras del Parque Industrial, que incluyen cloacas, pavimentos entre otras, demandará $160 millones. “Sabían que las obras iban a tardar un poco en hacerse, la gente lo aceptó así”, dijo.

Según fuentes oficiales, la administración de Arroyo negocia los fondos con Nación. A la vez, hay un préstamo preacordado con el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), aunque el monto sólo cubriría 10% de la cifra total de la ampliación del parque.

Hay otro problema, además: la falta de conexiones nuevas de gas. Mar del Plata llegó al tope de consumo y Camuzzi sostuvo que para no poner en riesgo la prestación a los actuales usuarios, restringió el servicio al menos hasta mayo del año próximo hasta que finalice el refuerzo del gasoducto que une a la ciudad con Tandil.

Hay 17 empresas dispuestas a invertir, pero el gobierno de Arroyo no cuenta con los fondos para garantizar la infraestructura para los desembolsos. La situación parece inverosímil, en una ciudad con una tasa de desocupación del 11,6%, una de las más altas del país. “Estamos quebrados”, se sinceró una fuente del gobierno de Arroyo.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments