Después de tres meses de debate, la Cámara de Diputados aprobó ayer en comisión el proyecto de reforma electoral que promueve el Gobierno.
La iniciativa propone aplicar el sistema de boleta electrónica en todo el país a partir de las elecciones del año que viene. Consagra además la paridad de género, que implica que las listas legislativas nacionales deberán estar integradas, de manera intercalada, por hombres y mujeres de manera igualitaria.

El punto que generó más discusión, incluso con fuerzas de la oposición que firmaron el dictamen de mayoría, fue el que dispone restricciones a las PASO. Según el proyecto, se podrá votar en las primarias de un solo frente electoral y ya no se podrá cortar boleta, es decir, combinar candidatos de diferentes agrupaciones. El dictamen también confirmó que el escrutinio provisorio, hoy en manos del Poder Ejecutivo, estará bajo la competencia de la Cámara Nacional Electoral.

El oficialismo logró emitir dictamen en un plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales, de Justicia y de Presupuesto. Tuvo el apoyo del Bloque Justicialista y del FAP, todos con disidencias parciales. El Frente Renovador se comprometió a firmar antes de las 10 de hoy, luego de hacer una revisión exhaustiva del dictamen. Durante el debate en comisión, sólo objetó cuestiones menores: se quejó por la falta de un plan de contingencia ante la eventual falla del sistema el día de la votación y objetó la imposibilidad de una candidatura simultánea en los órdenes nacional y provincial o municipal.

“El proyecto no sólo implica el cumplimiento de una promesa de campaña del Presidente, sino un enorme paso hacia adelante en pos de la transparencia del proceso electoral’, dijo Pablo Tonelli (Pro), presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales.
Para lograr la sanción de la ley, el oficialismo deberá esperar. El presupuesto 2017 hegemoniza hoy todas las negociaciones en el Congreso, por lo que la oposición no avanzará en la reforma electoral, una prioridad del Gobierno, sin haber cerrado antes las tratativas por el reparto de fondos para el año que viene. Por tratarse de un tema electoral, el proyecto necesita del voto de la mitad más uno de cada cámara.

El Frente para la Victoria (FPV) y el Frente de Izquierda (FIT) se manifestaron en contra y firmaron dictámenes de minoría, salvo en lo referente a la paridad de género, propuesta que tiene amplio consenso. “El sistema de voto electrónico está en retroceso en todo el mundo porque impide que un ciudadano común pueda controlar todos los pasos del proceso”, argumentó el kirchnerista Juan Huss.

Antes de que empezara la reunión de comisión, el oficialismo sabía que tenía garantizada la mayoría, gracias a un preacuerdo con el massismo, todavía no cristalizado en el dictamen. De cara a las elecciones del año que viene, el Frente Renovador apoyaría incluso las restricciones a las PASO, resistidas por el Bloque Justicialista y el FAP. “Es un retroceso. No podemos obligar a los ciudadanos a armar su voto como lo imponga el Estado. Queremos que sigan armando su voto como quieran”, argumentó Pablo Kosiner (Bloque Justicialista).

Aunque el oficialismo la presentó como una medida para fortalecer a los partidos políticos, las restricciones a las PASO obedecen a una cuestión práctica. En un sistema de boleta electrónica, no es viable tener a tantos candidatos en la pantalla de votación, explican en Cambiemos. “Una cuestión de forma no puede determinar el contenido”, se quejó Myriam Bregman (FIT). En línea con una objeción presentada por el apoderado del PJ, Jorge Landau, la diputada cuestionó también la llamada “sábana oculta”: en la pantalla de votación sólo deberán figurar de manera obligatoria los tres primeros nombres de las listas legislativas.

Con fuertes alegatos a favor, la paridad de género también motivó discusiones prácticas sobre cómo garantizar la presencia igualitaria de hombres y mujeres en las listas para las elecciones generales y no sólo para las PASO. El dictamen establece que cada agrupación deberá determinar la manera de hacerlo, respetando siempre la inclusión de candidatos de distinto género de manera intercalada.

La nota disonante la aportó el salteño Alfredo Olmedo. “La paridad de género no me hace falta. Cuando la mujer es capaz, yo la llevo como candidata”, dijo. Ante las reacciones generalizadas, debió corregirse: “Mi partido la lleva como candidata”.

Ritondo, con intendentes del FR

El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, encabezó un encuentro con intendentes bonaerenses del Frente Renovador, de Sergio Massa. En la reunión abordaron temas referidos a la tarea conjunta para mejorar la seguridad en los municipios.

“Estamos muy satisfechos por el compromiso y el trabajo que tienen los intendentes. La seguridad la hacemos entre todos y estamos gobernando en equipo”, señaló tras el encuerntro el funcionario de la gobernadora María Eugenia Vidal.

Asistieron a la cita los jefes comunales de Monte, Sandra Mayol; San Andrés de Giles, Carlos Puglelli, y San Fernando, Luis Andreotti, entre otros. También participó el subsecretario de Relaciones Institucionales del Ministerio de Seguridad, Matías Ranzzini.

Ritondo anunció nuevas adquisiciones de equipamiento tecnológico. Además, durante el encuentro se certificaron avances de compras de distintos elementos hechos con el fondo municipal de seguridad que fue girado por la Provincia.

Lo que quedó y lo que se excluyó

Cuáles son los puntos más salientes del dictamen

1- Boleta electrónica

La reforma establece que se votará con un sistema de boleta única electrónica, como el que se usó en la Ciudad de Buenos Aires y en Salta. Contempla la selección de los candidatos en una pantalla digital y su posterior impresión en una boleta de papel, que se usa para emitir el voto en la urna y contarlo durante el escrutinio. La boleta incluirá un chip destinado a facilitar el conteo manual.

2- Paridad de género

Las listas para legisladores nacionales deben estar conformadas con candidatos de diferente género, de manera intercalada, de modo tal que no haya dos del mismo género consecutivos. La propuesta tiene amplio consenso, aunque un sector de Cambiemos dejó expresada su disidencia en el dictamen de mayoría.

3- Corralito a las PASO

Los votantes podrán participar en las primarias de una sola agrupación. Ya no podrán cortar boleta, es decir, combinar candidatos de diferentes frentes electorales. Esta cláusula genera el rechazo de los partidos chicos. Y acota las posibilidades de agrupaciones provinciales, que presentan candidatos al Congreso pero no postulan candidato a presidente.

4- Financiamiento

Como anunció el Gobierno, el capítulo que introduce cambios al financiamiento electoral se abordará en una segunda etapa. La intención del oficialismo es rehabilitar los aportes de las empresas, hoy prohibidos por ley. Además, el Senado debate otro proyecto del Poder Ejecutivo, que estipula la obligatoriedad del debate presidencial y sanciones para los candidatos que no participen.

5- Más diputados

Por el momento quedó descartada la propuesta para aumentar la cantidad de diputados y adaptar el reparto de bancas al último censo de población. La propuesta no reunión consenso, por temor a una reacción social adversa.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments