La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) se había comprometido a devolver este año todo lo retenido por parte de la administración anterior a lo largo de los últimos cuatro años por las compras de dólar ahorro , los consumos con tarjeta de crédito en moneda extranjera o los viajes al extranjero. Pero, una vez más, desde el organismo recaudador se encontraron con que la realidad superó todas las estimaciones, y anticipan ahora que deberán hacer un reajuste al esquema de pagos previsto inicialmente.
“La cantidad de casos con los que nos encontramos y de dinero que hay que devolver es enorme”, admitieron. “Operativamente, no queda otra que revisar el plan de pagos”, confirmó a LA NACION una alta fuente de la entidad presidida por Alberto Abad.

“La AFIP pagó más de $ 2000 millones por las percepciones que había hecho entre 2012 y 2014, y se estima que sólo de 2015 podría estar teniendo que abonar una cifra similar ”
Compartilo

Entre 2012 y hasta que se levantó el cepo cambiario, la AFIP retuvo el 20% a quienes compraron dólares para ahorro y el 35% a los que consumieron en moneda extranjera o compraron paquetes turísticos. Lo hacía en concepto de anticipo de Ganancias y Bienes Personales.

Se suponía que el organismo devolvería al año siguiente lo que había retenido de más. Lo cumplía entre quienes estaban en relación de dependencia y tributaban Ganancias, pero durante la gestión de Ricardo Echegaray , la AFIP nunca saldó la deuda con los que no estaban inscriptos en Ganancias ni en Bienes Personales. Ni siquiera dio pie para que comenzaran con el trámite.
Recién en febrero pasado, con Abad, la AFIP inició un esquema de devolución en hasta seis cuotas. Comenzó con lo acumulado entre 2012 y 2014, y luego, en julio, siguió con lo adeudado de 2015. A quienes se les hubiera retenido hasta $ 6000 en todo el periodo, se definió que se les pagaría en una sola cuota; al resto, se les iría pagando en cinco cuotas mensuales de $ 6000 y se les cancelaría la totalidad del saldo en la sexta y última cuota.

Hasta ahora, la AFIP pagó más de $ 2000 millones por las percepciones que había hecho entre 2012 y 2014, y se estima que sólo de 2015 podría estar teniendo que abonar una cifra similar. Ocurre que en 2015 la cantidad de consumos en moneda extranjera creció exponencialmente, sobre todo en el segundo semestre del año, en el que muchos individuos, previendo una fuerte devaluación del peso frente al dólar, comenzaron a anticipar compras de paquetes turísticos para aprovechar los valores casi subsidiados.

El organismo recaudador terminó de cancelar en gran medida lo correspondiente entre 2012 y 2014 -aunque, señalan, siguen registrándose nuevas presentaciones de los contribuyentes-, pero apenas llegó a pagar dos de las seis cuotas de 2015. Aunque aun estarán delineando el nuevo esquema de pagos, se descuenta que no se podrá mantener el planteo de cuotas de 6000 pesos mensuales ni se podrá pagar todo lo establecido de una sola vez, para la última cuota.

Muchos contribuyentes se quejan de que, pese a haber iniciado los trámites, la AFIP está incurriendo en demoras en los pagos de las cuotas correspondientes de 2015. “Dos cuotas ya se pagaron, se arrancó con atraso, lo que debería haber sido a principios de mes, fue a fines de mes. Pero es tanta la plata del reclamo que no se dio abasto. Estamos modificando el sistema”, esgrimieron, por su parte, fuentes de la AFIP. “No es que no vamos a pagar”, aseveraron.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments