Los dos detenidos por el crimen de Lucía Pérez, Juan Pablo Offidani y Matías Farías, se negaron a declarar este jueves ante la fiscalía especializada en narcotráfico en el marco de una causa paralela en la que se los acusa de vender drogas a menores de edad.

En tanto, se supo que la fiscal que investiga el homicidio, María Isabel Sánchez, se tomará una licencia de 15 días y será reemplazada por Andrea Gómez. Los dos imputados se presentaron en los tribunales de Mar del Plata ante el fiscal Leandro Favaro -junto su defensora Laura Solari- y se negaron a declarar.

Tras esa diligencia volvieron a ser trasladados hacia el penal de Batán, donde están detenidos hace 12 días. La acusación surgió luego de que los investigadores requisaran el 10 de octubre –una vez que los imputados ya habían sido detenidos por el asesinato de Lucía- la camioneta Fiat Adventure en la que se movilizaban.

Ahí descubrieron 38 gramos de cocaína y 220 de marihuana que según el fiscal Favaro estaban destinados a ser vendidos entre menores de edad. Ante esta situación, el fiscal les imputó el delito de “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravada” y fueron citados para declarar este jueves.

La camioneta en la que se encontró la droga fue la misma que, en la madrugada del 9 de octubre, se utilizó para llevar el cuerpo de Lucía hasta la sala de salud de Playa Serena.

Farías, de 23 años, y Offidani, de 41, están acusados de haber drogado, violado y empalado a Lucía, mientras que un tercer detenido, Alejandro Maciel, de 61, está imputado por encubrimiento.

 

fuente INFOBAE

 

Comments

comments