La actividad económica cayó en agosto 2,6% respecto del mismo mes del año pasado, aunque frenó el ritmo de contracción de los dos meses anteriores, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). En tanto, en el acumulado de los primeros ocho meses del año la economía sufrió una contracción del 2,3%, comparando con igual período de 2015.

Según el Indec, se produjo una baja interanual del 2,3% en los primeros ocho meses
Según el Indec, se produjo una baja interanual del 2,3% en los primeros ocho meses. Foto: Archivo
Las cifras que difundió ayer el Indec corresponden al Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE), un indicador que el organismo difunde todos los meses a modo de anticipo de la evolución del producto bruto interno (PBI), que se da a conocer en forma trimestral y reúne más datos de la economía nacional.
Los números muestran que la economía argentina se mantuvo en recesión durante al menos dos meses del tercer trimestre del año, aunque en agosto hubo una disminución en el ritmo de caída. Con relación a julio, ese mes se verificó un alza de 0,2% en la medición sin estacionalidad, luego de cuatro meses consecutivos de caídas.

En julio la comparación interanual del EMAE había mostrado una baja del 6%, mientras que en julio la caída había sido del 4,6%, en mayo, del 2,6%, y en abril, del 3%. Marzo tuvo un resultado equilibrado, mientras que febrero y enero fueron positivos en 0,9 y 0,4%, respectivamente.
La baja interanual del 2,6% en agosto es la menor desde que comenzaron los números negativos y permite pensar que la economía pudo haber tocado su piso durante ese mes.

Otros indicadores que ya había difundido el Indec confirmarían esa tendencia. Por ejemplo, el nivel de actividad de la industria registró en agosto una caída de 5,7% respecto de igual mes del año anterior, mientras que la construcción retrocedió 3,7% en igual período.
De la difusión de ambos indicadores surge que la caída en el nivel de actividad fue menor que en julio pasado, cuando la construcción había retrocedido 23,1% interanual y la industria había caído 7,9%.

Los pronósticos de los analistas privados estiman que la economía argentina caerá cerca de un 2% este año, y los datos oficiales confirman esa tendencia. Para 2017 se proyecta un crecimiento de valores similares.
De acuerdo con las estimaciones que releva la consultora Latinfocus, para este año se prevé una recesión del 1,6% -dato muy parecido al 1,5% calculado por el Gobierno-, aunque algunos economistas estiraron la caída hasta el 2,4%, como Econométrica, fundada por el radical Mario Brodersohn; por su parte, LCG (la consultora que fundó el actual embajador en Estados Unidos, Martín Lousteau) calcula una baja del 2,2%; Empiria estima una baja del 2,1%, y el Banco Supervielle y Capital Economics esperan un 2 por ciento.

Respecto del año próximo, el promedio esperado es un crecimiento del 3,1%, aunque algunos se estiraron hasta el 5,1%, como Analytica; al 5%, como el Estudio Bein, y al 4%, como Santander, C&T Chartered y el Banco Supervielle.

El EMAE que calcula el Indec es un informe anticipado de actividad y por lo tanto no está discriminado por sectores para realizar una evaluación de cómo le fue a cada rama de la economía.

El impulso a la obra pública por parte del Gobierno y una mejora en los niveles de consumo (a través de un mayor poder adquisitivo que tendrían los asalariados por la baja de la inflación y el impacto pleno de los nuevos aumentos en paritarias), serían los principales factores que apuntalarían la recuperación en la última parte del año, según estiman los analistas.

Indicadores para el olvido
-2,6%

Actividad económica

Es la baja interanual que reflejó el indicador EMAE en agosto

-5,7%

Industria

Es la caída interanual que mostró la actividad fabril en agosto

-3,7%

Construcción

Es la caída que mostró la actividad en agosto, respecto del mismo mes del año pasado.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments