En una breve pero contundente carta, Amnistía Internacional y el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) exigieron ayer al gobierno argentino que informe “las acciones que está realizando” para cumplir con la decisión del Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de la ONU que solicitó liberar de inmediato a Milagro Sala, la líder de la organización Tupac Amaru encarcelada desde enero en Jujuy.

Según los denunciantes de lo que consideran una “detención arbitraria” de Sala por ser encarcelada en medio de una protesta social, el Gobierno debe anunciar qué hará con la resolución que tomó el grupo de trabajo que responde al Consejo de Derechos Humanos de la ONU.
El secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj ya dijo que ese informe de la ONU no es vinculante, por lo que el Estado argentino puede o no hacer lugar al reclamo allí emitido para que liberen a Sala. Algo similar manifestó el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales. De todas maneras, el Gobierno remitió a la justicia de Jujuy el informe del grupo de trabajo de la ONU para su evaluación.

En la carta que Amnistía Internacional y el CELS enviaron ayer a Avruj y a la canciller Susana Malcorra se detalló que “la decisión del grupo (de la ONU) se dictó en aplicación del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y de la Declaración Universal de Derechos Humanos, dos instrumentos que tienen jerarquía constitucional en nuestro país”. Así, las organizaciones que presentaron la denuncia en defensa de Sala destacaron que la ejecución de las recomendaciones del grupo de trabajo ” lejos de ser una opción, es un deber del Estado ante la comunidad internacional y el sistema jurídico argentino”.
Para llevar adelante el informe, el Grupo de Trabajo de la ONU consideró la información sobre todas las causas judiciales contra Sala aportadas tanto por las organizaciones como por el Estado y sostuvieron que “la privación de libertad de Milagro Sala es arbitraria” y que debe ser liberada.

Amnistía y el CELS pidieron, además, al Gobierno conocer las medidas de seguimiento de la resolución, entre las que se incluyen, la fecha de su liberación y si habrá algún tipo de reparación.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments