La Sanmartiniana, el velero perteneciente a una organización kirchnerista que está en Malvinas , parecería estar cambiando su suerte. Hace poco más de un año naufragó en el Atlántico sur y la dieron por perdida, pero desde entonces se sucedieron las buenas noticias. La última de ellas es que sus dueños se ahorraron el rescate y ya tiene una fecha tentativa para zarpar: el viernes de la próxima semana.

La buena fortuna para el barco arrancó el 7 de octubre del año pasado, cuando fue rescatado, sin tripulación y a la deriva, por el FPV Protegat, un buque de las islas Malvinas, que la llevó al puerto de las islas. Alrededor de 20 días antes, su tripulación lo había abandonado en medio de una tormenta de la que los rescató el San Arawa II, un pesquero. El gobierno isleño emitió un comunicado instando a los dueños del barco a que se presentasen en el lapso de un año para, previo pago del rescate, retirarlo.

Eso fue lo que, a mediados de este año, hizo la Fundación Interactiva para promover la Cultura del Agua (Fipca), la organización militante kirchnerista dueña del velero. En julio de este año, Javier Vázquez, el último capitán del velero, viajó a las islas junto a otros dos representantes de Fipca y los papeles que acreditaban la titularidad del barco. Inspeccionaron el estado de La Sanmartiniana, -estaba dañada y sucia, pero con arreglos era navegable-, y se reunieron con Robert King, el funcionario del gobierno malvinense que cuidó el barco mientras estuvo bajo la tutela de las islas.

Él fue el que les dio la gran noticia: la Asamblea Legislativa isleña había decidido no cobrarles el valor del rescate. Para llevarse el barco solo deberían pagar el costo de la amarra por el tiempo que estuvo en el puerto de Malvinas. El último octubre se cumplió un año. Mike Summers, legislador malvinense, confirmó la información. “La decisión fue cobrarles a los dueños solo los costos directos, no los costos del rescate. Entiendo que esos costos ya han sido pagados”, dijo a LA NACION. Summers no quiso revelar la cifra. “No es pública”, se excusó.
Desde Fipca se excusaron de hablar, pero una persona cercana a las negociaciones brindó algunas cifras. El rescate podría haber salido unos 25.000 dólares. Ese fue el dinero que se ahorraron. En cuanto a la amarra, que sí tienen que pagar, saldría “la mitad de lo que vale una amarra en los puertos del norte del conurbano bonaerense”. No quiso especificar la cifra, pero serían alrededor de 1500 pesos por mes.

Ya saldada la deuda, a la tripulación del barco sólo le resta terminar los arreglos, conseguir el certificado de elementos de seguridad que le tiene que expedir el gobierno isleño y esperar una ventana de buen clima que les permita emprender la navegada rumbo al continente. El cálculo es que el viernes de la semana que viene esos trámites estarán listos y ahí será cuestión de mirar el pronóstico y decidirse a zarpar.
En eso están los seis hombres de Fipca que se encuentran en Puerto Argentino. Héctor Casenave y Juan Scotti están desde hace un par de semanas. Hace unos días se les unieron el capitán Heraldo Wettstein, Enrique Estevez, Manuel Benzi y José Bjerring. Salvo Scotti, que volvería en avión, el resto integrará la tripulación con que La Sanmartiniana volverá al continente.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments