Existe un centenario partido, un José Luis, el sector de político de Proposición y el peroncilismo. Hay una historia con Dominguete con polvo extraño que extasía a la gente.

Andres Zarzuelo
Editorial por Andrés Zarzuelo

En cuestiones de política sanjuanina siempre brotan preguntas dado que casi nunca hay respuestas adecuadas. Y el personaje que hoy les presento me trae todas las alternativas posibles para preguntarme por su situación “Domingugo”. Les dejaré como autor una ficción demasiado parecida a la realidad, pero si el parecido es muy grande con alguien que conocen “no se hagan problema” por algo está ahí!

Domingugo vino de un pequeño pueblo alejado de otra provincia a San Juan, se dice que es buen operador político, aunque no se entiende cómo es que abandonó la presidencia de su fuerza en San Juan. Domingugo solía vender minería que luego en su locura decidió apoya a un tal José Luis, alguien a quien sin distinción de partidos siempre se lo apoya en sus posturas. Muy adepto a la disciplina de la minería contaminante.

Bajo esas consignas Domingugo no quiso jamás una ley que regulara una actividad como ésta en la alta montaña, pero un día le encontraron algo más. Fue precisamente que la justicia se encontró con Domingugo donde tenía un local empresarial y donde estaba su minación sin materiales mineros, usaban en esa empresa polvos que hacían a la gente más adicta a esa “minería” extraña diremos. Entonces se dice que Domingugo se fue de la autoridad de su partido y que otros negociantes de esa minería de polvo extraño que engolosina o extasía a la gente empezó a cubrir los desmanes que había hecho el personaje en cuestión.

La cosa es que en su fuerza tan centenaria como el algarrobo histórico, nadie que se sienta en la mesa principal dice ni una palabra del abandono de su autoridad, y hasta por lo bajo se rumorea que Domingugo es feliz en su descanso, aunque aparece un plan clamor para limpiarlo sin explicaciones a nadie, y que acordará con algunos mafiosetes conocidos del ambiente político de San Juan. Domingugo se plantea ser algo para defender los negocios, un poco oscuritos que si bien sabe presidir.

 

Domingugo parecía borrado, pero el peroncilismo que también es amante de la minería extasiante dijo:

  • ¡qué venga Domingugo! lo disfrazamos de nuevo de opositor pero que no hable ni él ni sus mafiosetes de la Barrick, porque eso no vamos a permitir. 

 

A Domingugo se le conoce por su fama política de girarse con mucha facilidad y que algunos amigos soltaron dinero para cubrirlo con la prensa de ciertas picardías tales, por donde el agujero habría sido tapado en la Justicia. También la gente del mundo nacional se pregunta por el cantante Ernest Sanz, que así se hizo llamar para asemejarse al artista español y ser más famoso. Ernest habría acordado con el sector de Proposición que salvarían de la travesura a Domingugo. Eso se cumplió y Ernest renunció también a liderar la fuerza nacional que tiene a tras mano a los mafiososetes locales sin explicar nada, parece que Proposición esconde algunas cosas y jugadas silenciosas con personajes que les descubren cosas

A Domingugo le querrán pagar otras coimitas como las que a un rawsino quede callado y no abra su micrófono?

Mucho acento estirado Domingugo, muy compadrón, y qué pena por otros mafiosetes que andan en reuniones prohibiendo que se hable de Domingugo mal!

Comments

comments