Un viaje que hizo un grupo de legisladores a Estados Unidos para presenciar las elecciones presidenciales en la primera semana de este mes le costó al Estado por lo menos $ 507.546, entre pasajes y viáticos. La justificación: que la participación de congresistas argentinos era una cuestión “estratégica” y una manera de demostrar que la Argentina está dispuesta a continuar desarrollando las relaciones bilaterales entre ambos países más allá de quién resultara ganador.

También se lo vio como una forma de “corresponder con las visitas de alto nivel”, como la del presidente Barack Obama, en marzo.
El dato se desprende de dos informes que la Cámara de Diputados y el Senado enviaron a Poder Ciudadano, que hizo un pedido de información para conocer el detalle del viaje, que cosechó fuertes cuestionamientos por dejar al Congreso paralizado por una semana completa mientras los proyectos de ley del presupuesto 2017 y de la hoy trunca reforma política hacían fila para ser debatidos.

“Rumbo a los centros de votación de Virginia y Mariland”, había tuiteado la diputada por el Frente Renovador, Graciela Camaño

Virginia y Mariland”, había tuiteado la diputada por el Frente Renovador, Graciela Camaño. Foto: Twitter
En total viajaron 15 diputados, la mayoría de Cambiemos, y dos senadores nacionales.

En cuanto a los de la Cámara baja, el Estado se encargó de pagar el viaje a diez, pues los cinco restantes fueron a Washington por invitación de la Fundación Centro de Estudios Americanos (CEA).

La tensa y sorpresiva disputa entre el republicano Donald Trump y la demócrata Hillary Clinton fue vivenciada por legisladores de Cambiemos, el massismo, el kirchnerismo y partidos provinciales.
Viajaron el jefe del interbloque de Cambiemos en la Cámara baja, Mario Negri (UCR-Córdoba), Luciano Laspina (Pro-Santa Fe), Graciela Camaño (Unidos por una Nueva Argentina-Buenos Aires), Marco Lavagna (UNA-ciudad de Buenos Aires), Silvia Lospennato (Pro-Buenos Aires), Fernando Sánchez (Coalición Cívica-ciudad de Buenos Aires), Alicia Besada (Pro-ciudad de Buenos Aires), Karina Banfi (UCR-Buenos Aires), María Carrizo (UCR-Córdoba), Alejandro Echegaray (UCR-Buenos Aires), Patricia Giménez (UCR-Mendoza), Miguel Nanni (UCR-Salta), Cristian Oliva (Frente Cívico-Santiago del Estero), Alejandro Snopek (UNA-Jujuy) y Guillermo Snopek (PJ-Jujuy).

También concurrió, invitado, el director general de Relaciones Internacionales de la Cámara baja, Juan de Dios Cincunegui.

De los senadores, estuvieron en Estados Unidos Juan Manuel Abal Medina (FPV-Buenos Aires) y Oscar Castillo (Frente Cívico y Social-Catamarca).

Pasajes y viáticos

En total, los pasajes de los diez diputados que viajaron en calidad de “observadores” y con fondos públicos costaron $ 195.693,60. Camaño, Lavagna, Lospennato, Negri y Sánchez viajaron en calidad de invitados y la Cámara no costeó los gastos de los aéreos ni de los viáticos. Los otros diez recibieron una suma de US$ 1062 para gastos corrientes -hotel, traslados, entre otros- y sólo por tres días, que es lo que dispone como máximo el reglamento de la Cámara baja. El resto debieron pagarlo ellos. Todos los diputados estuvieron en EE.UU. por cinco días hábiles y para hacer el cálculo se tomó el monto del dólar, a un cambio de $ 15,70.

Además de presenciar los comicios, los legisladores participaron de charlas organizadas por fundaciones y algunos disertaron.

Abal Medina, que estuvo fuera del país entre el 5 y el 11 de noviembre, recibió US$ 1800 de viáticos. Castillo, que viajó del 6 al 17 de este mes, cobró US$ 2100.

Según el informe del Senado, firmado por el director y el subdirector de Asuntos Jurídicos, Juan Carlos Salerni y Juan Martín Vezzulla, respectivamente, los pasajes de Abal Medina y de Castillo costaron en total $ 100.562,6.
Un detalle: sólo uno de los diez diputados que viajaron como observadores voló en Aerolíneas Argentinas. El resto se repartió entre Delta Airlines y American Airlines. Los dos senadores también volaron por esta compañía.

Según el informe de Diputados, que lleva la firma de Florencia Romano, de la secretaria administrativa, sólo se permitió el viaje de esos legisladores, a pesar de que “el número de diputados nacionales que solicitó viajar para las elecciones en forma oficial fue muy superior al número de autorizados”.

Además del objetivo de no excederse con las partidas presupuestarias, los legisladores debían cumplir requisitos para poder ser autorizados, como tener “un interés especial en el régimen de los EE.UU. como antecedente para el sistema electoral argentino” o un rol institucional relacionado con los comicios. Según indicaron ayer a LA NACION en Poder Ciudadano, todavía no hubo respuestas a los otros pedidos de información sobre los gastos en las legislaturas porteña y bonaerense.

Observadores e invitados

Juan M. Abal Medina

Senador-FPV

Estuvo en Estados Unidos desde el 5 al 11 de noviembre, su pasaje en American Airlines costó $ 42.901 y le dieron viáticos por US$ 2100. Afirmó que viajó como “observador”

Graciela Camaño

Diputada-UNA

La legisladora massista es una de las cinco legisladoras que viajaron en calidad de invitadas, por lo que los costos estuvieron solventados por una fundación. Estuvo en EE.UU. cinco días hábiles

Luciano Laspina

Diputado-Pro

El pasaje del legislador de Pro por la provincia de Santa Fe costó $ 28.117. Voló por American Airlines y, a pesar de que los costos fueron solventados por la Cámara por no haber viajado en calidad de invitado, no recibió viáticos.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments