El fiscal federal, Eduardo Taiano, requirió ayer la actuación de un equipo interdisciplinario para que determine si la causa de la muerte de Alberto Nisman fue un suicidio o un asesinato.

Para ello, encomendó a Gendarmería la constitución de una “junta interdisciplinaria”, que deberá analizar la “totalidad de los elementos probatorios”, según especifica la breve disposición judicial, a la que accedió LA NACION.
Taiano detalló también que el grupo de trabajo “deberá ser comprensivo de las áreas de la medicina legal, criminalística, análisis instrumental a fin de arribar a una única conclusión, clara, precisa, con certeza científica, respecto del hecho investigado, debiéndose especificar cuál es la hipótesis causal sobrela muerte violenta de Nisman (homicidio o suicidio)”.
El fiscal pidió a Gendarmería que presente la semana próxima un plan de trabajo con los tiempos previstos para realizar el informe, divididos por etapas, y que, además, debe incluir los distintos profesionales que intervendrán.
Taiano habilitó además a la defensa y a la querella, encabezada por la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, ex mujer de Nisman, a presentar peritos de parte para que intervengan en el proceso. Los peritos podrán avalar el informe, firmar en disidencia o realizar su propio informe.

“Es una medida muy seria para una prueba muy importante. El fiscal lo simplificó para que esto no se convierta en un circo”, sostuvo Manuel Romero Victorica, abogado de las hijas de Nisman, querellantes en la causa. El letrado adelantó que presentarán a los mismos peritos que realizaron el informe que concluyó que el fiscal fue asesinado en su departamento de Puerto Madero el sábado 17 de enero.

Conformidad

El informe de la querella fue presentado en marzo de 2015 por Arroyo Salgado. Ese trabajo constaba de 12 puntos que se desprendieron del trabajo de médicos legales y forenses.

Sin embargo, un informe firmado por 13 peritos oficiales descartó virtualmente esa posibilidad y descalificó las conclusiones de los expertos que había presentado la querella.

El fiscal Taiano hizo referencia en su resolución la importancia de convocar a una nueva junta, esta vez que aborde el análisis desde el aspecto interdisciplinario.

“Si bien a lo largo de la investigación se han practicado dos juntas de expertos (una médica y una criminalística), lo cierto es que ninguna de las dos ha permitido aproximarse a la muerte de Nisman”, indicó en su escrito.

El fiscal Taiano había ordenado hace 10 días determinar si las irregularidades durante el procedimiento policial realizado la noche en que encontraron el cuerpo de Nisman eran parte de una maniobra destinada a modificar voluntariamente la escena de la muerte. Por ese requerimiento fueron imputados el ex secretario de Seguridad. Sergio Berni, y la ex fiscal, Viviana Fein.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments