La Casa Rosada aprovechará la Navidad para difundir el mensaje de austeridad que predica el gobierno de Mauricio Macri y decidió, al igual que el año pasado, no repartir cajas navideñas a su planta de empleados. Los trabajadores del Estado cuestionan la medida, que consideran “alejada de la realidad”. Sin embargo, en otras dependencias públicas sí se otorgaron los paquetes, con marcas y cantidades variadas de bebidas y confituras.
La Secretaría General de Presidencia lo decidió a último momento. Hace pocas semanas, en noviembre, había presentado un pliego para licitar la compra de 3204 cajas navideñas. La oferta resultó “desierta” y no se la renovó.

El acto de apertura para licitar las cajas fue el viernes pasado, según los pliegos de licitaciones a los que accedió LA NACION Data. Se pedía que las unidades contuviesen una sidra Etiqueta Blanca tipo Del Valle; un Ananá Fizz de la misma marca, un vino tipo Norton, un pan dulce y dos budines Fantoche; una garrapiñada y dos turrones Georgalos.
La licitación no prosperó. “No se presentaron oferentes, y ante la falta de voluntad para entregar las cajas, no se volvió a abrir el pliego”, aseguraron fuentes de Presidencia a LA NACION. Se trató de enviar así un “mensaje de austeridad”, aunque cada organismo quedó en libertad de regalar cajas a sus empleados como premio o “contención”.

“Se abrió la oferta por si se entregaban las cajas, pero para dar un mensaje de austeridad, al final se dio de baja. La compra y entrega no se hizo ni se va a hacer”, dijo una fuente de Casa de Gobierno. La decisión la tomó la Secretaría General de Presidencia, que dirige Fernando de Andreis.
En la última Navidad del kirchnerismo, en 2014, tampoco se habían repartido estas cajas.

Otras dependencias

Sin embargo, los últimos días de noviembre y los primeros de diciembre los distintos organismos estatales abrieron los pliegos, las empresas presentaron sus ofertas y se firmaron las licitaciones para las cajas de este año. Por estos días, los empleados públicos reciben sus productos, de diversa cuantía y calidad, según la dependencia.

La Agencia de Administración de Bienes del Estado (ABE) fue una de las más generosas y solicitó cajas con productos de primeras marcas. Los 430 empleados recibieron ayer en sus oficinas de Retiro cajas de cartón corrugado que contenían 14 productos: dos vinos Nieto Senetiner, una sidra Real, un champagne Chandon, un pan dulce de marca Arcor, garrapiñadas, confituras, almendras y chocolates de marca Vizzio, dos budines, dos turrones, maní con chocolate y una torta Imperial. El pliego fue adjudicado a la empresa Marta Diéguez SRL. En total, las cajas costaron 485.900 pesos.

El Ministerio de Defensa licitó 2624 cajas navideñas. Tres empresas ofertaron por montos de entre 700 y 900 pesos cada una, lo que representaría un total 2.500.00 pesos, aproximadamente.

El Ministerio de Seguridad se adelantó cuatro meses a la Navidad. En septiembre inició el trámite para solicitar ofertas para la confección de 1700 cajas con “productos de primera calidad, de marca reconocida”, entre ellos una sidra, un vino tinto, un pan dulce, dos turrones de maní, una garrapiñada, dos budines, un maní con chocolate, un paquete de confites, uno de almendras, y un turrón.

La Secretaría de Programas para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotrafico pidió 814 cajas navideñas con un pan dulce Fantoche, un budín con chips de chocolate Bariloche, un budín con frutas, dos turrones, dos Mantecoles, dos maní con chocolate y dos garrapiñadas Georgalos, dos paquetes de almendras con chocolate, dos de pasas de uva y uno de avellanas con chocolate, todos marca Vizzio.

El Ministerio de Cultura abrió un pliego para licitar 3650 cajas con cinco productos: una sidra tipo Real, un champagne Extra Brut Familia Escorihuela Gascón, un pan dulce Fantoche, un turrón de maní y una garrapiñada Georgalos.

En el Servicio Meteorológico Nacional licitaron 1231 cajas navideñas y el plazo para la presentación de ofertas finalizaba hoy. También se entregarán cajas en el Ente Nacional de Comunicaciones. Y la lista sigue.

Estatales

Desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) criticaron la medida de la Casa de Gobierno: “El gesto de la caja navideña no se condice con la realidad. El gobierno de Macri no ha sido austero con los grupos empresariales ni con los sectores agro exportadores y mineros, que han concentrado ganancias superlativas durante más de una década y siguen premiando con la quita de las retenciones”, dijo una fuente del gremio, que trabaja con los trabajadores estatales del nivel nacional.

“El peso de esta economía estancada lo pagamos los trabajadores ya que todas las pautas salariales cerraron por debajo de una inflación que superó el 40 por ciento anual”, agregó. Desde ATE se mostraron disconformes con el bono de fin de año del Gobierno, que no logró recomponer la pérdida salarial. En cambio, consideraron esa medida como una salida para no convocar a la reapertura de paritarias.

“La caja navideña se la llevan los sectores más concentrados de la economía”, concluyeron.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments