Tras el reclamo de los familiares de los muertos en la tragedia ferroviaria de Once, el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, suspendió ayer la designación como asesor de la Secretaría de Hacienda de Gustavo Simeonoff, ex colaborador del ministro Julio De Vido, que está procesado en esta causa, que irá a juicio oral.
Los familiares de los fallecidos en Once habían pedido su renuncia ayer por la mañana. En el discurso que leyeron en un acto por la conmemoración del episodio que derivó en la muerte de 52 personas en 2012, hicieron referencia a la designación de Simeonoff como el asesor de la Secretaría de Hacienda que está a cargo de la selección de los candidatos a vocales del Tribunal Fiscal, informada por LA NACION la semana pasada.

En su discurso, Paolo Menghini, padre de Lucas (fallecido en el hecho), sostuvo: “En el momento de conocer que De Vido será juzgado, también supimos que junto a él se sentará alguien que aparece como un personaje menor en la tragedia de 2012, pero que no lo es. Se llama Gustavo Simeonoff y fue secretario ejecutivo de la Unidad de Renegociación de los Contratos”. La Uniren era el organismo que creó la administración Kirchner para renegociar los contratos con las empresas de servicios públicos, luego del congelamiento de las tarifas.
“Fue uno de los principales laderos de De Vido, parte de aquellos que con su inacción generaron las condiciones para que la masacre existiera. Es del grupo que sostuvo los contratos ferroviarios a medida de los que jugaban todos los días con la vida ajena. Forma parte de aquellos que no nos cuidaron. Y, lo que más nos duele, de los que no los cuidaron.”

Luego recordó que “en su procesamiento el juez de instrucción señaló que Simeonoff estaba al tanto del deficiente estado del material rodante de la concesionaria TBA, como también del sostenido decaimiento de los bienes dados en concesión para la prestación del servicio. Nueve años de inacción repugnante que nos llevaron a una vida sin nuestros familiares”.
De inmediato, advirtió: “Esa persona, tal cual la hemos descripto, forma parte del actual gobierno nacional. Es parte de aquellos que deben velar por nuestro cuidado. Trabaja como asesor de la Secretaría de Hacienda del Ministerio de Hacienda y Finanzas, que dirige el ministro Alfonso Prat-Gay”.

“Esa secretaría está dirigida por el ex diputado kirchnerista Gustavo Marconato [es el secretario de Hacienda] y tiene a su cargo la selección de los funcionarios que concursan para ser vocales en el Tribunal Fiscal que evalúa los fallos de la AFIP.”

Por esta razón, indicó: “Repudiamos enérgicamente que Simeonoff forme parte del Gobierno e instamos a que el Poder Ejecutivo ratifique o rectifique inmediatamente si tiene entre sus filas a un procesado por la masacre ferroviaria más importante de los últimos 50 años”.

Simeonoff tiene una oficina en el sexto piso, donde recibió a los postulantes para el Tribunal Fiscal en las últimas semanas.

“Queremos saber si le dan lugar a alguien que está procesalmente ligado a la corrupción que generó la muerte de nuestros familiares. Que nos digan si le dan o no cobertura a alguien que muy pronto deberá dar respuestas por la muerte de 52 inocentes.”

También señaló: “Queremos conocer el nombre de quién dispuso que tuviese un lugar entre quienes tienen la obligación de cuidar a los ciudadanos. Y si van a sostener en su puesto a semejante personaje, porque, de ser así, seguiremos denunciándolo hasta que esa situación sea modificada de manera irrevocable. Es inadmisible que una situación así exista”.

Más tarde, Menghini dijo a LA NACION: “Somos respetuosos del Estado de Derecho y no culpamos a Simeonoff, porque eso depende del trabajo de la Justicia, por lo cual no estamos pidiendo que no trabaje en ningún lado, pero que no trabaje en el Estado argentino una persona que tiene que enfrentar un juicio oral en breve”.

Horas después, el Ministerio de Hacienda y Finanzas publicó un comunicado en el que explicó que Prat-Gay “decidió hoy [por ayer] suspender el trámite de su traslado a la Secretaría de Hacienda”. Además, explicó que “Simeonoff, desde la disolución, en febrero pasado, de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (Uniren), cumplía tareas administrativas en la Secretaría de Hacienda del ministerio sin ningún tipo de responsabilidad jerárquica, a la espera de la resolución de su expediente de traslado y dependiente contractualmente de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE)”. Aclaró que “Simeonoff formaba parte del equipo administrativo cuya función era, exclusivamente, recibir los formularios de inscripción al concurso para el Tribunal Fiscal, aún en su etapa inicial (se expedirá en abril) y no desempeñaba ningún tipo de responsabilidad sobre la selección de funcionarios en el mencionado tribunal”.

Ahora, concluyó, la “Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), a cuya planta permanente pertenece, evaluará la decisión que considere respecto a su empleado”.

Por otra parte, ayer se designó por decreto presidente del Tribunal Fiscal a uno de los vocales, Ricardo Basaldúa, que entró por concurso y por orden de mérito al organismo que tiene que revisar en términos administrativos los fallos de la AFIP.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments