El Registro Nacional de Reincidencia le informó al juez Claudio Bonadio que las muestras de huellas dactilares que se le tomaron a Cristina Kirchner el 29 de noviembre pasado no son aptas para que sean comparadas con las de su base de datos, a fin de extenderle el certificado de antecedentes previo al juicio oral.
Por eso, la ex mandataria deberá nuevamente realizar ese trámite, que su abogado Carlos Beraldi pidió que sea completado en Río Gallegos, donde es posible que se le emita un certificado de falta de antecedentes. Cristina Kirchner no tiene previsto viajar hasta marzo.

El juez Claudio Bonadio había indicado que Cristina Kirchner debía concurrir a Comodoro Py 2002 para hacer este trámite, lo que motivó una pulseada con la ex presidenta, que estuvo a punto de ser conducida por la fuerza pública. Pero finalmente concurrió y realizó el trámite. Ahora, el Ministerio de Justicia dice que las huellas no sirven para compararlas con las de la base de datos.
Bonadio pidió hacer este trámite antes de elevar a juicio oral la causa contra la ex presidenta en la que está acusada de haber ordenado realizar ventas de dólar en el mercado de futuros a menor precio que el de mercado (el oficial) para que cuando ella dejara el gobierno Mauricio Macri debiera pagar la diferencia entre ese valor y el que finalmente tuvo el dólar luego de la devaluación. Lo mismo sucedió con otros dos procesados en la causa: el ex presidente y el ex vice del Banco Central Alejandro Vanoli y Miguel Pesce.

Claudio Bonadio

Juez federal

Huellas: el juez había ordenado que la ex presidenta dejara una muestra en los tribunales, pero ahora su abogado insiste en que lo haga en Río Gallegos, donde vive

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments