El líder de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Juan Grabois, denunció ayer por abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario a Laura Alonso, titular de la Oficina Anticorrupción (OA). La denuncia recayó en el Juzgado Nº 5 a cargo del juez subrogante Marcelo Martínez de Giorgi.
Esta maniobra de Grabois es en reacción a la denuncia penal que presentó la semana pasada la OA contra el líder piquetero Emilio Pérsico por no haber presentado su declaración jurada cuando se desempeñó como funcionario del kirchnerismo.

“Laura Alonso denuncia a quienes considera opositores. Actualmente hay más de 6000 personas que no presentaron sus declaraciones juradas y que no fueron denunciadas penalmente”, dijo Grabois a LA NACION. Y agregó: “Este es año electoral y quieren demonizar a las organizaciones sociales, quitarles entidad y que los excluidos no tengan representación”.

Consultado sobre las numerosas negociaciones que mantuvieron estas agrupaciones con el Gobierno el año pasado, señal de buena relación entre ambas partes, Grabois aventuró que más allá de la “buena recepción de algunos sectores dirigentes, hay otros a los que les molesta este protagonismo que adquirimos”. Da la sensación que el cruce de denuncias tensó ahora ese vínculo.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments