La jueza Sandra Arroyo Salgado le contestó esta noche a Diego Lagomarsino, quien en las últimas horas había dicho sobre la magistrada: “Temo lo que me pueda hacer”.

“No tengo un arma guardada en mi casa, por lo cual no tiene porqué tenerme miedo, no tengo armas como sí tenía él”, le respondió ella.

También apuntó contra la “manipulación de la escena del crimen”, al referirse a las filmaciones que muestran cómo se contaminó la escena del departamento donde murió el fiscal hace dos años.

“Era una manada de búfalos recorriendo indiscriminadamente el departamento de Nisman cuando, en realidad, la escena del crimen no se reducía ni al baño ni al departamento, sino a todas las torres Le Parc”, dijo Arroyo Salgado en Código Político (TN).

La jueza, ex mujer de Nisman, aseguró en ese sentido que la escena “no fue preservada y eso ha sido pública y mediáticamente expuesto ante la ciudadanía a través de las imágenes tomadas por la propia Policía Federal”.

Agregó: “Hemos visto todos la manipulación que en el lugar se hizo del arma; la contaminación que hubo; las pisadas sobre el piso del baño donde había manchas de sangre que eran prueba pericial a investigar que debía ser preservada para estudiar cómo pudo haber sido el mecanismo del disparo y de la muerte”.

Salgado insistió en otro tramo: “Era una manda de búfalos donde no se sabía quién era quién. El transitar indiscriminado, la manipulación de distintos elementos que eran de gran interés”.

Respecto a Lagomarsino, la jueza amplió: “Ha mentido sobre otro dato clave, sobre cómo llega a Nisman y de la mano de quién: él dice que llega a conocerlo por un juez de San Isidro, y es mentira. Diego Lagomarsino llega a la vida de Nisman a través de un servicio”.

 

fuente CLARÌN

Comments

comments