El caso Arribas se activó ayer en la Justicia. El fiscal federal Federico Delgado imputó a Gustavo Arribas , titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), y pidió una decena de medidas para determinar su responsabilidad por el dinero recibido en su cuenta suiza.

Delgado requirió que el banco Credit Suisse entregue los datos de todas las operaciones realizadas por Arribas en septiembre de 2013, pidió citar a declarar al intermediario brasileño Leonardo Meirelles, sugirió la realización de peritajes bancarios e informáticos y, por último, intentará rastrear eventuales conexiones entre las transferencias y la adjudicación del soterramiento del tren Sarmiento a la empresa Odebrecht.

La investigación judicial se puso en marcha ayer, dos semanas después de que Elisa Carrió presentara la denuncia en base a la investigación publicada por LA NACION, que revelaba que Meirelles -condenado en Brasil por el caso de corrupción conocido como Lava Jato- había realizado cinco transferencias a una cuenta suiza de Arribas por casi U$S 600.000.

La diputada ratificó ayer la denuncia ante el juez Ariel Lijo, que instruye la causa en ausencia de Rodolfo Canicoba Corral. Una hora después, el fiscal ya había firmado su requerimiento con diez medidas de prueba. Sin embargo, el requerimiento de Delgado no tendría resolución hasta febrero, cuando el juez de la causa regrese tras la feria, informaron fuentes judiciales.

Horas después de la puesta en marcha de la investigación judicial, el titular de la AFI se defendió de las acusaciones y negó “cualquier relación con el Lava Jato”. Hizo público el correo electrónico de una ejecutiva del banco Credit Suisse que sostiene que el funcionario recibió sólo una transferencia de Meirelles por U$S 70.000.

El jefe de la AFI no adjuntó en su presentación pública la copia sobre la operación inmobiliaria que -Arribas sostiene- motivó aquella transferencia realizada en 2013 para resguardar la identidad de su vendedor, pero aclaró que hoy se presentará espontáneamente en Comorodo Py y -si la Justicia lo requiere- podría entregar la documentación, dijeron fuentes oficiales.

El fiscal Delgado apuntó a las claves de la trama. Pidió que citen a declarar a Meirelles, el intermediario brasileño, condenado por el Lava Jato, que aportó documentación a la Justicia brasileña para reducir su pena. Entre la información que entregó aparecen las transferencias que realizó al titular de la AFI. Meirelles, sin embargo, no confirmó cuál fue la operación que motivó los giros a la cuenta del funcionario argentino.

LA NACION publicó el 11 de enero que Meirelles transfirió un total de US$ 594.518 mediante cinco giros a una cuenta en Suiza de Arribas entre el 25 y 27 de septiembre de 2013, desde una cuenta bancaria en Hong Kong que el operador brasileño controlaba a través de una “empresa de fachada”, según la Justicia. Cuando Meirelles ordenó esas cinco transferencias, Arribas vivía en Brasil, donde se dedicaba a la compraventa de jugadores de fútbol.

Delgado requirió que el banco Credit Suisse, con sede en Zurich, envíe -a través de un exhorto- todos los datos de las transferencias registradas entre el 25 y el 27 de septiembre de 2013, en la cuenta número 373645-5, cuyo titular es Arribas. También pidió que se realice una pericia informática sobre la cuenta para determinar “si alteraron sus movimientos”.

El fiscal también pidió información sobre el patrimonio de Arribas, como sus declaraciones juradas, para intentar encontrar una supuesta conexión con la reactivación del soterramiento del tren Sarmiento. “Determinar si Arribas tuvo y/o tiene algún vínculo con las empresas que integraron el conjunto adjudicatario de la obra procedentemente señalada”, escribió el fiscal.

Las medidas de prueba pedidas por el fiscal Delgado se completan con el requerimiento de copias de las causas judiciales vinculadas a Odebrecht que se tramitan en Brasil y Estados Unidos; la citación al periodista de LA NACION Hugo Alconada Mon, que reveló la información; el pedido de anexo de otra causa que investiga a Arribas por supuestas irregularidades en la venta del pase de Carlos Tévez realizada desde Boca al Corithians de Brasil.

Entre las medidas, el fiscal Delgado agregó también un pedido de peritaje de la computadora de la diputada Elisa Carrió, a fin de determinar si fue víctima de espionaje, como denunció ayer la diputada.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments