Con un gesto más político que judicial, Gustavo Arribas le puso ayer el cuerpo al caso en el que se investiga el dinero que recibió en su cuenta suiza. El titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) habló con los periodistas y se reunió con el juez federal Ariel Lijo. Sin embargo, el funcionario no entregó ningún documento que permita acelerar la investigación.
Arribas se presentó ayer ante el juez; designó abogado, pidió fotocopias del expediente, pero no aportó papeles. Veinte días después de conocer la información, el jefe de los espías no entregó el documento que podría acreditar su explicación sobre el giro recibido en su cuenta: la escritura de la venta de su casa en San Pablo realizada en septiembre de 2013 que justifique el depósito de US$ 70.000 por parte del intermediario Leonardo Meirelles, condenado en Brasil por el Lava Jato.

El funcionario ingresó, a las 11.30, por una puerta lateral a los tribunales, acompañado por su vocero y su abogado. Se dirigió al tercer piso, donde el acceso al público fue totalmente restringido. Permaneció por 45 minutos en el despacho de Lijo. Allí defendió -durante un diálogo informal- su inocencia y prometió que su abogado presentará hoy documentación valiosa para la investigación, confiaron fuentes judiciales.

Arribas presentará hoy documentos vinculados con su cuenta bancaria en el Credit Suisse, informaron fuentes oficiales a LA NACION. Los papeles de la cuenta suiza que entregará su defensa fueron obtenidos desde la Argentina, confiaron las fuentes. El segundo paso sería la presentación de un extracto bancario certificado por la sede central del Credit Suisse.

La estrategia de su defensa judicial estará centrada -en esta primera instancia- en demostrar que en su cuenta bancaria ingresó un único depósito por US$ 70.000. Esa certificación de su cuenta no aclara el motivo de la transacción. Fuentes oficiales confiaron que por el momento Arribas no presentaría ante la Justicia documentación oficial sobre la venta del inmueble que, según él, generó ese giro de Meirelles.

LA NACION publicó el 11 de enero que Meirelles ordenó transferir un total de US$ 594.518 -mediante cinco giros- a una cuenta en Suiza que figura a nombre de Arribas, entre el 25 y el 27 de septiembre de 2013. La operación se hizo desde una cuenta bancaria en Hong Kong que el financista brasileño controlaba a través de una “empresa de fachada”, según la Justicia. Arribas, en cambio, sostiene que recibió uno sólo de esos depósitos.

El jefe de la AFI permaneció en Comodoro Py el tiempo que les tomó a los funcionarios judiciales sacar fotocopias del expediente. Designó como abogado a Alejandro Pérez Chada, el mismo letrado que defiende a Mauricio Macri.

“Me puse a disposición de la Justicia”, aseguró el funcionario, en una breve exposición ante la prensa frente a los tribunales. En voz baja, casi imperceptible, Arribas no aceptó responder preguntas; siempre se remitió a la información que había sido publicada ayer en un comunicado.

“Yo voy a hacer todo lo que esté a mi alcance para que se aclaren todos estos hechos y queden definitivamente terminados”, manifestó. Cuando le preguntaron si entregaría la escritura de la venta de su casa paulista, respondió: “Las cosas que yo tenga que presentar, las voy a presentar en el expediente judicial”.

Una causa activa

Después de que Arribas realice hoy su nueva presentación en Comodoro Py, el juez Lijo deberá decidir si da curso a alguna de las diez medidas de pruebas que pidió anteayer el fiscal Federico Delgado para determinar su responsabilidad por el dinero recibido en su cuenta suiza. Aunque la mayoría de las medidas se ejecutarán en febrero, cuando regrese el juez Rodolfo Canicoba Corral, fuentes judiciales no descartaron que Lijo, que subroga el juzgado, ponga en marcha alguno de los pedidos del fiscal para acelerar los plazos.

Delgado requirió que el banco Credit Suisse entregue los datos de todas las operaciones realizadas por Arribas en septiembre de 2013, pidió citar a declarar a Meirelles, sugirió la realización de peritajes informáticos sobre la cuenta bancaria y, por último, intentará rastrear eventuales conexiones entre las transferencias y la adjudicación del soterramiento del tren Sarmiento a la empresa Odebrecht.

Las medidas pedidas por el fiscal se completan con el requerimiento de copias de las causas judiciales vinculadas a Odebrecht en Brasil y Estados Unidos, y el pedido de anexo de otra causa que investiga a Arribas cuando era representante de jugadores, por supuestas irregularidades en la venta del pase de Carlos Tevez.

Kirchner firmó más decretos que Macri

Durante su primer año de mandato, el fallecido ex presidente Néstor Kirchner firmó 65 decretos de necesidad y urgencia (DNU), mientras que en igual período el actual presidente Mauricio Macri dictó 16 DNU y, en lo que va de su mandato, ya lleva 18 firmados.

Así lo aclararon a LA NACION fuentes de la Jefatura de Gabinete, luego que, en su edición del domingo pasado, este diario consignara que Kirchner había dictado 17 DNU durante su primer año de mandato, por lo que Macri lo aventajaba en el conteo.

LA NACION obtuvo la información del portal Infoleg, que difunde información legislativa y documental y depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Sin embargo, la información suministrada no fue exhaustiva, lo que fue corregido por la Jefatura de Gabinete en una nota a LA NACION.
fuente LA NACIÓN

Comments

comments