El juez federal Claudio Bonadio afirmó que durante el gobierno kirchnerista los temas de corrupción fueron de carácter “masivo”. En una entrevista con el ciclo Conversaciones, de LA NACION, aseguró que “desde el retorno de la democracia hubo períodos con hechos de corrupción, pero claramente la cantidad de temas y planteos que se han desarrollado en estos años fueron masivos respecto a otros períodos, en los cuales el debate de la corrupción estaba presente”.
El magistrado no profundizó en los niveles de corrupción durante el gobierno anterior, tal vez para evitar que sus comentarios sean interpretados como una “opinión política”. El año pasado sufrió un intento de recusación por el abogado de Cristina Kirchner en la causa de la venta del dólar futuro, que fue denegada por la Corte Suprema de Justicia.

Bonadio objetó los argumentos que señalan que la responsabilidad del Poder Ejecutivo es estrictamente política y no judicial. “Todos los indicadores establecen que el dólar estaba artificialmente sostenido. Y hay un típico caso de administración fraudulenta”, insistió, en la entrevista.
Según sus estimaciones, las operaciones del Banco Central le causaron una pérdida al erario público de $ 70.000 millones. Y la falta de cumplimiento de la carta orgánica de la entidad explican la acusación contra la ex presidenta, junto con el ex ministro de Economía Axel Kiciloff y el ex presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli.

En relación con la batería de causas en las que su juzgado investiga a la ex presidenta, aseguró que el expediente de Los Sauces SA es el que mayor grado de avance posee hasta el momento. “Tiene una relevancia procesal en términos de avance”, señaló Bonadio sobre el caso que investiga el flujo de dinero de la obra pública y de los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López a los cuatro hoteles que la familia Kirchner posee en el Calafate.
Precisamente ayer en el marco de esta causa en la que se investiga a la ex presidenta y a sus hijos, el diputado Máximo Kirchner y Florencia, el juez ordenó el allanamiento de la productora Ideas del Sur, otrora propiedad del Marcelo Tinelli. La intención del magistrado era recabar documentación relacionada con el Grupo Indalo, nave insigne del grupo empresario que conduce López, para secuestrar todo tipo de documentación relacionada con las empresas investigadas desde 2006.

Sobre la posible convergencia de las causas en un solo caso, el juez estimó que depende de la evolución de cada una, ya que la acusación por administración fraudulenta “es un único delito -y no una serie- en la que debe haber una sola condena o absolución”, explicó, de acuerdo con la doctrina de la Corte. “Se va a terminar ensamblando”, afirmó.

En la entrevista, Bonadio, quien estuvo en el blanco de Cristina Kirchner durante sus presidencias, reconoció su pasado en el peronismo y aseguró que nunca le resultó un inconveniente para plantear sus investigaciones. “El problema no es la ideología”, apuntó sobre la militancia y recordó el caso en que investigó el libro verde del ex titular del PAMI durante la gestión menemista, Víctor Alderete.

“El problema es si defeccionamos en el camino antes las presiones”, aseguró, y agregó que no se sintió perseguido por el gobierno anterior, a pesar de haber sido nombrado en “dos o tres cadenas nacionales”.

 

fuente LA NACIÓN

Comments

comments