Finalizó la feria judicial y la actividad en Comodoro Py se retomó ayer raudamente. Así, Cristina Kirchner, Julio De Vido, Lázaro Báez y otros procesados en la causa en la que se investigan irregularidades millonarias en la adjudicación de la obra pública durante el kirchnerismo apelaron sus procesamientos.

Mediante extensos escritos, que presentaron a través de sus abogados, la ex presidenta, el ex ministro de Planificación y el empresario de la construcción tacharon de “inconstitucional” el procesamiento dictado a fines del año pasado por el juez federal Julián Ercolini. Además, los involucrados solicitaron al magistrado que declare la nulidad de la causa por falta de pruebas y rechazaron el monto -$ 10.000 millones- del embargo que se les aplicó cuando los procesaron.

En el caso puntual de Cristina Kirchner, la apelación fue presentada por su abogado, Carlos Beraldi, directamente ante el juez Ercolini, para su posterior elevación a la Cámara Federal.

Será la Sala I, integrada por los jueces Jorge Ballestero, Eduardo Freiler y Leopoldo Bruglia, la que deberá revisar la decisión de Ercolini y determinar si es posible seguir adelante con el proceso judicial. El magistrado la procesó por “asociación ilícita” y por “defraudación al Estado”.
Si bien no trascendió aún el escrito, la ex mandataria argumentó que no existió una asociación ilícita y que ella, particularmente, no tomó parte en las decisiones de adjudicación de obra pública, sino que se respetó un mecanismo establecido en las leyes de adjudicación de contrataciones por parte del Estado.

Asimismo, pero desde la acusación, apeló el fiscal Gerardo Pollicita, quien se opuso a la falta de mérito que favoreció a Abel Fatala, ex subsecretario de Obras Públicas, quien resultó absuelto.

En tanto, LA NACION accedió al documento que presentó Báez, de 178 páginas. Allí, el empresario, por medio de sus representantes legales, desestimó las acusaciones y solicitó la nulidad de la causa.

Entre las fundamentaciones con que sustentaron el pedido, Báez declaró que no era funcionario público y, por lo tanto, no le cabría la figura de “administración fraudulenta”. Es decir, no puede “faltar a sus obligaciones” porque no fue investido de ninguna autoridad.

Otros que presentaron sus apelaciones en el primer día posterior a la feria judicial fueron el detenido José López, ex secretario de Obras Públicas, y Carlos Kirchner, primo del fallecido ex presidente Néstor Kirchner y ex subsecretario de Coordinación de Obra Pública Federal.

En la causa por irregularidades millonarias en la obra pública también están procesados Nelson Guillermo Periotti, titular de la Dirección Nacional de Vialidad en los tres gobiernos kirchneristas; Raúl Osvaldo Daruich, Héctor René Jesús Garro y Raúl Pavesi, que trabajaron en Vialidad. Además, Mauricio Collareda (estuvo al frente del Distrito 23 de Vialidad Nacional en el Sur), Carlos Villafañe (anterior autoridad del organismo vial en Santa Cruz) y Raúl Villafañe, director de Vialidad Provincial durante el último período de la gestión de Daniel Peralta.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments