La complicada situación judicial de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, y las fechas que se aproximan, dieron lugar anoche a un violento cruce en Twitter entre el mediático abogado Gregorio Dalbón, que asiste a la ex jefa de Estado en diferentes causas civiles, y el polémico piquetero Luis D’Elía, integrante del grupo de los kirchnerista más duros e intransigentes.

Todo comenzó el lunes cuando el piquetero volvió a la carga con su hipótesis sobre una posible detención de la ex presidenta el próximo 7 de marzo, fecha en la que fue citada a tribunales por el juez Claudio Bonadio para dar explicaciones en el marco de la causa Los Sauces. “Tengo la intuición de que el 7 de marzo van a poner presos a Cristina Kirchner y sus hijos”, expresó D’Elía en su programa de Radio Rebelde.

“Nos tiene que agarrar ese día con un plan de contingencia. Hablaría muy mal de nosotros como dirigentes si no hacemos nada”, había dicho el piquetero.

Atento a esa advertencia, Gregorio Dalbón le quiso bajar el tono a las declaraciones de D’Elía y en su cuenta de Twitter publicó en la mañana del martes: “Ningún plan de contingencia 6 y 7 de Marzo. 0 violencia. Ante una arbitrariedad se apela. Cada paso dejan las huellas marcadas. #Tranquilos”.

Pero D’Elía, en la tarde-noche de ayer, le respondió al mejor estilo Cristina-Parrilli: “Che, Dalbón pelotudo ¿vos sos jefe de que agrupación kirchnerista. Si Cristina va presa, plan de lucha y movilización”.

 

El cruce siguió tres tuits más. Gregorio Dalbón le aclaró al piquitero que no lidera ningún movimiento K, pero le remarcó que “no comparto la violencia. Se puede luchar y movilizar en Paz”. D’Elía le respondió que para él sería “ejercer el legítimo derecho del Pueblo a rescatar a su jefa”. Con marcadas diferencias, el abogado cerró la discusión con un “Bye”.

La situación judicial de la ex mandataria es realmente compleja. El magistrado federal Claudio Bonadío la citó a declaración indagatoria por presunto lavado de dinero y cohecho en una causa que investiga a la empresa familiar Los Sauces.

El juez también convocó, entre otros, a los empresarios de la obra pública Cristóbal López y Lázaro Báez, quien ya está preso desde abril de 2016 por presunto lavado de dinero.

La causa surgió el año pasado tras una denuncia de la diputada Margarita Stolbizer contra la ex presidenta y sus hijos, Máximo y Florencia Kirchner.

En el expediente se investiga un supuesto enriquecimiento ilícito y la falsificación de documentos públicos relacionados con negocios irregulares que habría mantenido la familia presidencial con los empresarios en cuestión.

fuente  CLARÌN

Comments

comments