Los propios correntinos se jactan de ser un pueblo complejo, difícil, “como llevar una sandía bajo el brazo”, dicen. Tal vez esa frase del saber popular describa de la manera más clara lo que serán las elecciones provinciales que se avecinan en Corrientes, que deberá elegir al sucesor del gobernador radical Ricardo Colombi .

Sin una fecha definida aún, los indicios apuntan a que los comicios se celebrarían en septiembre, con un eventual ballottage tres semanas después, por lo que llamarán la atención del gobierno nacional. Así, se convertirá en el primer test electoral para Mauricio Macri. Colombi es aliado de la Casa Rosada, y retener Corrientes significaría un fuerte envión anímico para el Presidente de cara a las trascendentales elecciones legislativas de octubre.

Sin embargo, el oficialismo parece arrancar algunos casilleros por detrás de sus competidores en esta carrera. Tras casi 16 años de dominar la política provincial y, en particular, la alianza Encuentro por Corrientes (ECO), Colombi no tiene posibilidad de aspirar a una re-reelección y, por el momento, no aparece en el horizonte un sucesor que pueda garantizarle un triunfo.

La contracara es el PJ, principal enemigo de la elección, que ya tiene definido su candidato. Será el senador nacional Carlos “Camau” Espínola. Desde que ingresó a la política, de la mano de Daniel Scioli, este regatista y múltiple medallista olímpico fue intendente de la ciudad de Corrientes (2009-13) y ganó en octubre de 2015 la elección. Colombi no tiene posibilidad de aspirar a una re-reelección y por el momento no aparece en el horizonte un sucesor que pueda garantizarle un triunfo ante senador nacional en medio de la debacle kirchnerista, gobierno del que fue secretario de Deportes. Ahora, busca revancha de aquel primer intento fallido por acceder a la gobernación en 2013.
En los últimos días surgió un tercer competidor. El actor, productor y empresario Eugenio “Nito” Artaza lanzó la semana pasada su candidatura por el Frente Renovador. Enfrentado con Colombi y crítico de la alianza de la UCR con Pro, el ex senador nacional pretende terciar en la disputa con Sergio Massa como referente nacional.

A diferencia de Santiago del Estero, donde el frente de Gerardo Zamora es claro favorito (como se informa por separado), el resultado de la elección correntina es de difícil pronóstico. El antecedente de 2013 sirve como ejemplo: menos de cinco puntos (50,7 a 46) separaron a Colombi de Espínola.
“Camau” ahora confía en revertir aquel revés. “Tengo una muy buena expectativa, siento el crecimiento en el acompañamiento a mi candidatura”, aseguró a LA NACION. Basa su confianza en lo que, sostuvo, son “claros indicios de un ciclo agotado”. “Somos la provincia con mayor índice de mortalidad infantil y de deserción escolar, la que menos trabajo privado tiene y la que paga los salarios más bajos de todo el país”, agrega Espínola.

Un diagnóstico similar realizó Artaza, que lanzó su candidatura con la promesa de llevar obras de infraestructura a la provincia. “Mi prioridad será la energía: la provincia necesita el gasoducto del NEA y recuperar su economía regional”, aseguró. También promete impulsar la creación de una casa de altos estudios. “Corrientes es la única provincia que no tiene una universidad nacional”, destacó.

En el oficialismo también son optimistas y creen que van a ganar a partir del apoyo que la provincia viene recibiendo de la Nación desde que llegó Mauricio Macri a la Casa Rosada, un giro copernicano en relación con el olvido, aseguran en el entorno de Colombi, al que sometieron a la provincia las administraciones de Cristina Kirchner.

Y si bien aseguran que Artaza no llegará a la elección -dicen que terminará pactando con Espínola y bajando su candidatura-, no ven con malos ojos que el humorista participe de la contienda, ya que le restaría al PJ los votos suficientes para que ECO pueda ganar la gobernación en primera vuelta.

Sin embargo, la elección del sucesor de Colombi podría ser el talón de Aquiles de la alianza de gobierno. “Cuando Ricardo elija a su candidato, va a generar heridos”, se entusiasman en el PJ, donde adjudican el problema a la “conducción personalista” del gobernador y a su proverbial desconfianza a delegar su poder en un delfín.

A la indefinición de Colombi, causa principal por la cual aún no se sabe cuándo serán las elecciones provinciales, se suma el hecho de que ninguno de los nombres en danza aparece bien posicionado. La lista de sucesores la encabezan el actual vicegobernador y líder de Proyecto Corrientes, Gustavo Canteros, y el senador provincial y presidente de la UCR de Corrientes, Sergio Flinta (UCR). También se anotan radicales como el diputado nacional Gustavo Valdés y el ministro coordinador de la provincia, Eduardo Vischi. Por último, también suena el nombre del senador nacional Eduardo Braillard Poccard, vicegobernador de Colombi en el mandato 2009-2013.

Pronóstico reservado

Corrientes
Dato 1: 810.575 electores.

Dato 2: 2,53% del total del padrón nacional

Sin re-reelección

Tras completar su segundo mandato consecutivo, Colombi está imposibilitado para postularse por la alianza Encuentro por Corrientes (ECO). El gobernador es un aliado de Macri

Falta de un delfín

Líder de conducción rígida y desconfiado, Colombi no tiene un sucesor designado para competir en estas elecciones

PJ con candidato

El PJ ya tiene definido que el senador nacional Carlos Espínola será su postulante

Tercero en discordia

En los últimos días se sumó un tercer postulante: el ex senador radical Eugenio Artaza, que se presentará por el Frente Renovador de Sergio Massa

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments