LA PLATA.- El gobierno de María Eugenia Vidal dictó ayer la conciliación obligatoria en el conflicto con los gremios docentes, luego del fracaso de la última negociación paritaria. La medida con la que buscó evitar el paro del lunes y martes próximo no será acatada por los sindicatos, que redoblaron la apuesta: “La lucha se va a profundizar”, advirtieron, en un escenario de máxima tensión.

Por un lado, el Gobierno iniciará acciones para quitar personería jurídica a los gremios que no acaten la conciliación, mientras evalúa llevar el litigio a la Justicia.

Por otro lado, los sindicatos denunciaron un intento de “extorsión” para que se levante el paro y replicaron con más lucha. Ayer, seis gremios anunciaron que no acatarán la conciliación obligatoria: Suteba, FEB, Sadop, Udocba, UDA y AMET. A estos sindicatos se sumó Adulp, que agrupa a los docentes univer-sitarios. Juntos, ahora evalúan protestas para el jueves y el viernes.

En medio, los 4,3 millones de alumnos de escuelas bonaerenses afectados por el conflicto sindical recuperarán los días de clases perdidos durante las vacaciones de invierno, anunció ayer el director de Educación, Alejandro Finocchiaro.

En lo inmediato, el gobierno de Vidal descontará los días a los maestros que se plieguen a la huelga: unos $ 600 por jornada, en promedio. En caso que sean dos días de paro, se retendrán $ 1200.

Además, los maestros no percibirán el adelanto no remunerativo que propuso el gobierno ayer: $ 800 para los maestros que cobran hasta $ 15.000; $ 1200 para los que cobran entre $ 15.000 y $ 20.000 y $ 2000 para los que cobran más de $ 30.000.

A cambio de depositar esta suma, el gobierno provincial pedía a los seis sindicatos docentes bonaerenses comenzar las clases el lunes y seguir negociando la cifra final del aumento. La última oferta era atar el aumento a la inflación.

Los gremios rechazaron por “inaceptable” la propuesta. Aseguraron que la conciliación obligatoria anunciada tras el fracaso de la paritaria es “ilegal”, ya que el gobierno bonaerense “no tiene jurisdicción”, en la huelga nacional convocada por la Ctera.

A puertas cerradas los gremios dijeron que el gobierno intentó “coimearlos”, con una suma remunerativa para deponer la huelga. En público, Roberto Baradel , líder de Suteba dijo: “Fue una suerte de extorsión del Gobierno”. Desde la FEB, Mirta Petrocini sentenció: “Fue lamentable. Nunca se vivió algo igual”. Y el titular de Udocba, Miguel Díaz, dijo: “Vamos a ir a la Justicia si es necesario”. En tanto, el ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas, expresó: “Nos dijeron coimeros porque queríamos levantar el paro”. Según el relato oficial, Baradel se disculpó después por el término utilizado.

Los pasos de Vidal

El gobierno de Vidal se reunió ayer tras el fracaso de las negociaciones. En primera instancia, iniciará acciones administrativas para constatar el incumplimiento de la conciliación obligatoria, con el objetivo de quitar la personería jurídica a los representantes sindicales que incumplan.

La medida indignó a los sindicalistas: “Es un claro ataque a la representación”, dijo Petrocini.

En medio de esta escalada de tensión, Vidal escribió ayer una carta a la comunidad educativa, en la que se dirigió a los docentes. Allí dijo: “Quiero que sepan por mí qué pienso y cuál es nuestra propuesta: un adelanto a cuenta del futuro aumento salarial de entre $ 800 y $ 2000, a cobrar antes del 15 de marzo”.

“Garantizamos que el salario docente no perderá contra la inflación, aumentándolo cada tres meses, de acuerdo a lo que diga el Indec”, añadió. Y explicó que “la suma a cobrar en marzo no es en negro y será parte del aumento salarial final que acordemos con los gremios”. Vidal agregó: “Hicimos esta propuesta para que el lunes todos los chicos y los docentes puedan estar en las aulas, pensando en ellos, sólo en ellos, con la realidad de la provincia sobre la mesa y quitando de esta discusión cualquier interés político”.

Los sindicalistas aseguran, por su parte, que sólo los moviliza el reclamo por mejores salarios. Afirman que persisten en su reclamo ante la ausencia de la convocatoria del gobierno de Mauricio Macri a una paritaria nacional.

“Los que clausuraron esta negociación fueron el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el presidente Macri”, espetó ayer Baradel.

El gobierno de Vidal está convencido de que el móvil de los gremios es político. “Baradel pertenece a Nuevo Encuentro, trabajó para Cristina Kirchner y para Scioli. Y ha dicho que quiere que al gobierno le vaya mal”, sostuvo el ministro Villegas.

En diálogo con LA NACION, Baradel negó su afiliación política a Nuevo Encuentro y al peronismo. “Los gremios docentes estamos en unidad en este reclamo”, insistió. “El gobierno de Vidal actúa de mala fe. Quiere desgastar nuestra representación”, repitió a lo largo de toda la jornada.

Cuando faltan dos días para el inicio programado del ciclo lectivo, el gobierno bonaerense evalúa ahora ir a la justicia contencioso administrativa para hacer cumplir la conciliación obligatoria.

En tanto, según pudo saber LA NACION, se asesora con consejos del consultor Jaime Durán Barba sobre cómo trasmitir la posición del gobierno en esta crisis con los gremios de los maestros.

El mapa gremial bonaerense

Quiénes son los jefes de los seis gremios docentes

Roberto Baradel
SUTEBA

Concentra casi el 50% de los docentes de la provincia de Buenos Aires. Aspira a convertirse en el próximo jefe de la CTA y lograr su reunificación. Es un aliado del kirchnerista Hugo Yasky. Tiene 65.000 afiliados e integra la Ctera, la confederación docente de mayor representación en el país

Mirta Petrocini
FEB

Es la segunda organización con más afiliados de la provincia. No integra activamente ninguna central obrera. En esta negociación se mantuvo cerca de Baradel y está dispuesta a mantener el paro

Sergio Romero
UDA

Romero es el líder nacional e integra la Secretaría de Políticas Educativas de la CGT. Por eso logró el respaldo de la central obrera. La representante de UDA en la provincia es Edith Contreras

Miguel Ángel Díaz
UDOCBA

Su raíz está en el Suteba. Díaz surgió gremialmente a la par de Hugo Moyano, en el Movimiento de Trabajadores Argentinos, que se opuso al gobierno de Menem. Quedó relegado en el armado de la nueva CGT

Jorge Dobal
AMET

Representa a los docentes de las escuelas técnicas. Tiene 3000 afiliados y el gremio está enrolado en la CGT

Mario Almirón
SADOP

Almirón representa a los docentes privados en todo el país. En la provincia de Buenos Aires, el jefe es Juan Carlos Cuyás. El Sadop mantiene firme su postura de parar desde el comienzo de la negociación

fuente LA NACIÒN

Comments

comments