Los virulentos insultos de Cristina Kirchner sorprendieron anteayer hasta a los empresarios kichneristas de la Unión Industrial Argentina (UIA). Es que todos, más allá del signo político de preferencia, consideraron “graves” los dichos de la ex presidenta.

Pero tras la difusión de un nuevo audio en el que Cristina Kirchner conversa con el ex jefe de la AFI Oscar Parrilli, algunos pudieron tomar aire: es que el deseo de “fundir” a algunos industriales desinfló los bríos internos de aquellos que hasta ayer pretendían acentuar más las críticas contra Mauricio Macri en momentos en que la industria atraviesa dificultades y cuando se multiplican los chispazos entre la propia UIA y algunos ministros por los despidos.

Hoy, a las 15, los principales dirigentes de la entidad se reunirán para confeccionar una respuesta a la ex presidenta. Y aunque muchos creen que “no hay que levantarle el precio”, lo más probable es que haya un escueto pero claro repudio a sus palabras. “Pero ellos que se vayan a la concha de su hermana, ojalá se fundan todos. Hijos de puta, fueron todos los que fugaron también guita, ojalá se fundan todos, sabés, los de la UIA, ojalá se recontra refundan todos y terminemos trayendo azúcar de Cuba o de la China o de la concha del mono”, le dijo el año pasado Cristina a Parrilli según el audio conocido anteayer.

“Está loca, desquiciada, es una mala persona”, afirmó a LA NACION el ex presidente de la UIA Héctor Méndez, que fue rector de la entidad los últimos cinco años del mandato kirchnerista. “Es una persona muy desequilibrada y los hechos lo están demostrando”, agregó el empresario.

“Está desquiciada o resentida”, indicó, en sintonía, José Urtubey, vocal de la UIA. “Si a vos te interesa la industria, si te interesa el empleo, no podés desear que se funda la industria. Les estás deseando que le vaya mal a todos los argentinos. Jamás se puede sumar con esa declaración.”

“Son declaraciones muy poco felices”, estimó a LA NACION José Ignacio de Mendiguren, vocal de la UIA y diputado del Frente Renovador. “Pero también entiendo que hay que ponerlo en contexto. Son unas escuchas entre dos personas que no son ni funcionarios”, dijo. “Igual, estamos sobreactuando el tema de Cristina. Hay que poner el foco en el cierre de Alpargatas”, agregó. LA NACION llamó a varios hombres de la UIA que prefirieron no darle entidad al tema, aunque sí opinaron en off. “En el NOA hay 50.000 personas que viven del azúcar”, afirmaron. “No sé por qué se calentó con nosotros. Se ve que se le subió el azúcar a la cabeza. Será porque está procesada”, ironizaron.

“Es una barbaridad que la sociedad no reconozca el papel del empresariado industrial”, señaló Teddy Karagozian, presidente de TN Plátex. “La industria es la solución para cualquier presidente”, relató el textil en un mensaje para los oídos en ambos lados de la grieta.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments