En reclamo de que se detengan los despidos y las suspensiones, e impulsando un cuestionamiento de fondo para que el Gobierno “cambie el rumbo económico”, las dos CTA se movilizarán esta tarde a la Plaza de Mayo.

La convocatoria contará con la adhesión de algunos gremios de la CGT y organizaciones sociales, y será un anticipo del paro general de la semana próxima. Cerrará un marzo de alta conflictividad social, con siete protestas que reunieron más de un millón de personas en la calle.

“La situación en términos sociales empieza a ser calamitosa: los despidos y suspensiones no tienen techo y la pobreza crece de forma desmedida. Vamos a reclamar un cambio de rumbo”, dijo a LA NACION Hugo Yasky, líder de la CTA de los Trabajadores.

Desde las 14, los manifestantes se concentrarán en Avenida de Mayo y 9 de Julio y desde allí marcharán a la Plaza de Mayo. Está previsto que a las 17 hablen los jefes ceteístas, Yasky y Pablo Micheli, y, en representación de la CGT, el líder de la seccional de Quilmes de la UOM, Francisco “Barba” Gutiérrez.

“Queremos un diálogo serio con el Gobierno para resolver los problemas. A todos los que reclamamos para que se mejore la calidad de vida y no se pierda el trabajo se nos acusa de desestabilizadores, de la misma forma en que lo hacía Cristina Kirchner”, dijo Pablo Micheli.

La convocatoria lanzada por las CTA será multisectorial. Participarán sindicatos enrolados en la CGT, como la UOM (metalúrgicos) y Aceiteros; la Corriente Federal, que lidera el bancario Sergio Palazzo, y el triunvirato piquetero que conforman la CTEP, Barrios de Pie y la CCC. Además, contará con el respaldo de los docentes -que hoy volverán a parar- y de la Confederación General Empresaria Argentina (Cgera), que agrupa a miles de pymes agrupadas en más de 60 cámaras del país.

“El acto va a inaugurar un camino de convergencia de las CTA con una vertiente importante de la CGT”, se entusiasmó Yasky. Las centrales llamaron a un abandono de tareas para hoy y se plegarán al paro general del 6 de abril.

La movilización de esta tarde será la sexta protesta masiva en lo que va del mes, con las dos marchas docentes, el 6 y el 22 de marzo; la marcha de la CGT al ministerio de la producción, el 7; la marcha de las mujeres del 8, y la marcha por el aniversario del golpe de Estado de 1976, el pasado 24.

El Gobierno observa con preocupación el aumento de la conflictividad social. Ayer, en una entrevista con LA NACION, el presidente Mauricio Macri aseguró que el aumento de las protestas en la calle demora la llegada de inversiones al país.

fuente LA NACIÒN

Comments

comments