Tras la decisión del Indec de echar a 80 empleados por “incumplimientos laborales”, los dos gremios que conviven en el organismo decidieron impulsar hoy un paro por 24 horas y una asamblea conjunta a las 13 en la que se decidirán nuevas acciones frente a los que consideran despidos injustificados.

Ayer los delegados de ambos sindicatos -enfrentados por la intervención y la destrucción estadística que impulsó el kirchnerismo- se reunieron a primeras horas de la tarde con el jefe de personal, Alejandro Speroni, quien intentó sin suerte convencerlos de que los despedidos -según el sistema de ingreso informático- no cumplían con la asistencia requerida. “Esto es un achique”, consideró uno de los gremialistas de ATE que participaron del encuentro. “Es incompetencia”, agregaron en UPCN, que indicaron que, por lo menos por ahora, no ven una “caza de brujas” en la decisión oficial. En ese gremio, peronista y mayoritario, estimaron que la mayoría de los desplazados pertenecen a UPCN por “una cuestión proporcional”. Indicaron además que entre los despedidos hay personas que tenían licencias o encuestadores, que no pasan a marcar tarjeta al instituto. Lo mismo sugirieron en ATE,

El viernes pasado, el Indec avisó a los gremios que habría 80 despedidos tras una evaluación, que duró todo el año pasado, de cerca de 120 contratos. En tanto, hay cerca de 30 que continuarán en el instituto (la mitad por un trimestre; la otra, hasta el 31 de diciembre).

“Se concluyó que en diversas áreas existía un alto incumplimiento de tareas”, estimó ayer el Indec en un comunicado. “Así, excluyendo inasistencias por maternidad, embarazo, vacaciones, accidentes y licencias de largo tratamiento, se relevó un abuso de inobservancia laboral por parte de 80 empleados, de un total de 1470, a quienes se les rescindió su contrato a partir del mes de abril del corriente”, cerró el instituto.

fuente LA NACION

Comments

comments