El presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti , demandará a la diputada nacional Elisa Carrió por las acusaciones en su contra y prepara un escrito en el que le contestará a la legisladora.

La acción había sido anunciada por Lorenzetti en una carta documento en la que le daba a Carrió 24 horas para retractarse y la legisladora aliada del Gobierno no sólo no lo hizo, sino que presentó un pedido de juicio político en contra del presidente de la Corte.

Lorenzetti prepara ahora su demanda, en la que incluirá buena parte de las réplicas a las acusaciones de Carrió. La respuesta general es que las acusaciones se refieren a decisiones firmadas por todos los ministros del máximo tribunal, por lo que cuando cuestiona a Lorenzetti está ignorando a los demás jueces, como si no existieran. “Las acordadas y sentencias de la Corte son una expresión de todos los ministros y no existe la posible actuación individual”, le escribió Lorenzetti a Carrió en la carta documento en la que la invita a retractarse. Y le recuerda que ningún juez de la Corte cuestionó su actuación y firmaron en conjunto “todos los actos”.

Cerca de Lorenzetti insistían en la idea de que la presidencia tiene la representación institucional, pero las decisiones son de toda la Corte, incluso de jueces que ya fallecieron, como Carmen Argibay, Carlos Fayt y Santiago Petracchi.

Pero en la Corte no existe el mismo clima generalizado a la hora de cerrar filas con Lorenzetti, dijeron cerca de otros magistrados. Al menos no estaba previsto ayer un pronunciamiento institucional del cuerpo ante la embestida de Carrió. En los despachos de otros jueces la situación se vivía como una “cuestión particular” de Lorenzetti, según explicaron funcionarios del Palacio de Tribunales.

La lectura que hacen en la Corte es que Carrió venía con una embestida mediática contra Lorenzetti desde fines de 2016, a fin de presionarlo para que renuncie. Pero que pasó a otro nivel con sus ataques cuando recibió la carta documento de Lorenzetti y elevó las acusaciones al plano institucional.

Cerca de Lorenzetti salieron a responder las acusaciones de la legisladora, que, sostienen, son una iniciativa suya, no compartida por el presidente Mauricio Macri. Sin presentar pruebas, el pedido de juicio político no tiene sustento alguno, dijeron fuentes cercanas al presidente del tribunal.

Así, con respecto a los vínculos con el PAMI, cerca de Lorenzetti explicaron que ésa fue la única impugnación que se presentó en el Senado cuando fue nombrado, y fue rechazada.

La acusación referida a la filiación partidaria de Lorenzetti es insostenible, dicen cerca de él para rechazar las sugerencias de que simpatiza con el peronismo. Con ese criterio, debería hacerles un juicio político a los jueces Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, que tuvieron participación partidaria explícita, se defienden en la Corte.

Con respecto a los bienes de Lorenzetti, cerca de su despacho recordaron que hubo una causa iniciada por Carrió por enriquecimiento ilícito en la que fue sobreseído. Hay cosa juzgada, dijeron.

Con respecto a la acusación de que integra una mutual, Pyme Rural, que cambió cheques del fútbol, explicaron que hay 10.000 asociados a la mutual. Los asociados a una mutual no son socios, dijeron allegados al juez. Rechazaron las acusaciones de que hubiera existido una negociación con el kirchnerismo y recordaron que la Corte en pleno respaldó a Lorenzetti y rechazó expresiones de Carrió.

Con respecto a los contratos de informatización para el Poder Judicial, dijeron que es una licitación que hizo el Consejo de la Magistratura y que la Corte no tiene ninguna intervención en ese tema.

Éste no es el final de la pelea, apenas el penúltimo capítulo.

fuente LA NACION

Comments

comments