La presentación de 680 páginas que ingresó en la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) la aerolínea low cost Norwegian Air Shuttle pesaba más de lo común. En su interior contenía la mayor propuesta de inversión que haya formulado una compañía de su tipo en el país: la empresa noruega planea desembolsar US$ 4300 millones en un plazo de entre cinco y ocho años.

Pero no sólo eso. Según adelantó a LA NACION desde España Alfons Claver, responsable de comunicación de Norwegian, la presentación efectuada el viernes pasado ante la ANAC incluye la petición de 146 rutas, tanto en el mercado de cabotaje como en el regional e intercontinental. “Con ello esperamos crear entre 3000 y 3500 empleos directos en el país”, afirmó el vocero.

Según una fuente muy cercana a la operación, la firma escandinava sería la única de todas las low cost que intentan operar en el mercado argentino que está en condiciones de volar a Europa y Estados Unidos. “Lo que falta ahora es que la ANAC lo apruebe, lo que supongo que será en mayo, y que el Gobierno llame a audiencia. Ésos son los requisitos que restan para que se concrete la operación”, comentó la fuente.

El plan además incluye la idea de poner en operación en el país 70 aviones (50 Boeing 737, de corto rango, y 20 Boeing 787, de largo rango). “Norwegian tiene con qué cubrir esa demanda porque hace dos años hizo el pedido de aviones más grande de la historia para una línea aérea europea y tiene en espera 250 aviones Boeing en producción”, explicó Claver.

Norwegian es la tercera low cost de Europa y la sexta del mundo. El año pasado facturó US$ 3100 millones y tuvo un beneficio neto de US$ 136 millones. Además, transportó 29,7 millones de pasajeros. Su flota actual es de 126 aviones (113 de corto rango y 13 de largo rango).

Los US$ 4300 millones que proyecta invertir Norwegian en el país tienen un sustento: según explican en el sector, hay muchísimo mercado por explotar, sin afectar a Aerolíneas Argentinas y Latam. “Algunos dicen que el mercado actual se puede duplicar, pero yo digo que, con los estímulos adecuados, se puede triplicar”, estimó la fuente.

La noticia para los potenciales pasajeros también es esperanzadora, ya que se baraja que las low cost manejarán tarifas que serán 40% menores que las que hoy tienen las aerolíneas principales.

Claro que no todos estos aviones llegarán el primer año. Según el cronograma entregado por la empresa, a partir del día en que comiencen las operaciones, habrá seis aviones en la Argentina, todos de corto rango y para fines de año ya se estaría hablando de 10 aviones. Doce meses después del primer vuelo, ya habrá 15 aeronaves (11 de corto rango y 4 de largo), y 30 meses después habrá 35 (25 de corto rango y 10 de largo).

Entre el quinto y el octavo año de operaciones, la empresa escandinava ya tendría 70 aviones (50 de corto rango y 20 de largo). “Con esto seríamos capaces de operar las 146 rutas y transportar cada año 18,2 millones de pasajeros a unos 90 destinos, distribuidos en 25 países”, precisó Claver.

Los vuelos de Norwegian ya para noviembre podrán despegar del aeropuerto de Gatwick (Londres) y conectar con Buenos Aires, desde donde se hará la distribución con su red doméstica. “Así, habrá una línea aérea doméstica, Norwegian Air Argentina, que es la que presentó los papeles, que podrá volar vuelos de cabotaje y de largo alcance internacional. Esto hace más eficiente y sólida la red”, explicó la fuente.

“Este plan no se limita a Buenos Aires, sino que tendríamos cuatro bases operativas: Ezeiza, Aeroparque, Córdoba y Mendoza. En estas bases pernoctarán los aviones y sus tripulaciones y se hará el mantenimiento ligero”, detalló Claver.

Si bien los empleos directos que generará el plan son de entre 3000 y 3500 (entre pilotos, aeromozos y técnicos), la compañía cree que el empleo indirecto sumaría entre 55.000 a 60.000 puestos de trabajo. Según Norwegian, la propuesta incrementará el PBI argentino por año en un 1,5%-2% respecto del nivel actual, dependiendo del crecimiento del PBI en los próximos años.

fuente LA NACION

Comments

comments