Durante 40 minutos un grupo de vecinos protestaron frente a la residencia de Cristina Kirchner en El Calafate. La ex presidenta se fue de Río Gallegos durante la tarde después del fin de semana de incidentes en la residencia de su cuñada Alicia Kirchner. Cerca de las 23 y por primera vez, en la plaza que se encuentra frente a su casa, se escuchó el sonido de las cacerolas y silbatos.

Tres días después de la violenta jornada que se vivió en la residencia de la gobernadora de Santa Cruz, Cristina Kirchner se trasladó por tierra a El Calafate a donde llegó después de las 18. En la tranquilidad que siempre le proporciona su “lugar en el mundo”, descansará hasta viajar a Buenos Aires. Previo a ello, un grupo de vecinos autoconvocados decidieron protestar frente a la casa que la ex Presidenta tiene sobre la avenida Padre de Agostini.

Cacerolas, silbatos y aplausos se escucharon durante más de media hora. Sin banderas ni identificación gremial, los vecinos se concentraron en la plaza que se encuentra frente a la residencia donde se encuentra la ex Mandataria. Por primera vez en El Calafate, protestaron en el lugar después de las 23.

El reclamo en medio de la crisis que vive Santa Cruz, ocurrió después de los incidentes del viernes a la noche cuando una protesta en contra de Alicia y Cristina Kirchner se reunieron fuera de la residencia de la gobernadora. Durante la madrugada un grupo de manifestantes intentó ingresar a la propiedad y un enfrentamiento con la policía provincial dejó un saldo de tres heridos.

Después de doce horas, la ex mandataria regresó a su chalet ubicado en la costanera de Río gallegos. Allí pasó el fin de semana junto a su hija Florencia y su nieta Helena. Ayer a las 15, escoltada por dos camionetas de su custodia se trasladó a la villa turística por tierra.

fuente CLARIN

Comments

comments