Si había alguna mínima posibilidad de acuerdo con vistas a los próximos comicios legislativos entre Martín Lousteau y Horacio Rodríguez Larreta , jefe de gobierno porteño y mandamás de Pro en la Capital, ayer quedó dinamitada.

“No hay ninguna posibilidad de compartir una lista electoral con Lousteau”, enfatizó un encumbrado operador de Pro, que rechazó, tajante, la sugerencia del radicalismo para que se conforme una lista común liderada por Elisa Carrió . La gota que rebasó el vaso fue la posición crítica hacia el gobierno porteño que tuvo el bloque de ECO, la fuerza que lidera Lousteau en la Legislatura, sobre el nombramiento del jefe de la Policía de la Ciudad, José Potocar, hoy detenido. La Justicia lo investiga por ser el supuesto jefe de una organización criminal que extorsionaba a comerciantes y empresarios de Núñez y Saavedra.

En la sesión de ayer de la Legislatura porteña fracasó un intento de la oposición para interpelar al ministro de Seguridad, Martín Ocampo. Si bien el bloque ECO aseguró que no apoyó esa iniciativa, sí presentó un pedido de informes sobre la designación de Potocar, reclamó que delibere la Comisión de Seguridad y se cite a las autoridades para que brinden explicaciones y apoyó la creación de una Comisión Bicameral de Seguimiento de la Policía.

“El bloque de ECO es claramente opositor en la Legislatura, ayer lo demostraron clarito. No es la primera vez que esto sucede. Lousteau no puede pretender formar parte de Cambiemos, que le demos un lugar en la lista y, al mismo tiempo, oponerse a nuestro gobierno. Es infantil. Así no se juega en la política”, despotricó otro dirigente cercano a Rodríguez Larreta.

En su pedido de informes al Poder Ejecutivo, el bloque de Lousteau solicitó conocer los criterios de designación de Potocar y si existió previamente una revisión de antecedentes del entonces comisario mayor de la Policía Federal. El pedido de informes fue elaborado por los legisladores Hernán Rossi y Natalia Fidel, esta última integrante de la Comisión de Seguridad de la Legislatura. Sin embargo, en la sesión de ayer la iniciativa no prosperó.

Lo que sí avanzó fue la creación de una Comisión de Seguimiento de la Policía y un pedido para que una autoridad del gobierno porteño rinda cuentas ante la Comisión de Seguridad, hasta ahora inactiva.

Estos gestos del bloque ECO enfurecen al oficialismo porteño. “No vamos a poner al enemigo (Lousteau) dentro de nuestras listas”, despotrican. Una respuesta que echa por tierra la propuesta de la UCR que, en la voz de su presidente, José Corral, bregó para que las fuerzas hoy en pugna conformen en el distrito de Mauricio Macri la alianza Cambiemos y se avance hacia una lista de unidad. En el mismo sentido se expresó el jefe de la UCR porteña, Emiliano Yacobitti, impulsor de la candidatura de Lousteau a diputado nacional por la Capital.

“Hoy está muy difícil”, dicen en el gobierno porteño. “Si Lousteau y su gente hubieran trabajado con nosotros, habría Cambiemos en la ciudad. Pero ellos ni siquiera quisieron conformar un bloque común en la Legislatura y prefirieron tener una posición crítica. Quieren todo: que se conforme Cambiemos pero también independencia para cuestionar a nuestro gobierno. Así no”, insistió ese dirigente.

En ECO se defienden. “No hay animosidad contra Rodríguez Larreta ni contra Ocampo. Nuestra posición ha sido siempre la de ejercer una oposición constructiva. Es mentira que nos oponemos sistemáticamente al gobierno de Rodríguez Larreta”, enfatizó Fidel a LA NACION. “Tenemos libertad de acción; apoyamos aquellas iniciativas que nos parecen correctas y pedimos correcciones en aquellas en que no estamos de acuerdo. Pero el bloque Pro pretende que todo se apruebe sin modificaciones”, lanzó.

fuente LA NACION

Comments

comments