La cumbre en la histórica sede justicialista de Matheu 130 no movió el amperímetro peronista. Las posturas siguen siendo las mismas, pero en esta oportunidad los dirigentes se las dijeron cara a cara. Florencio Randazzo quiere competir en las PASO y Cristina Kirchner busca que haya una lista de unidad y evitar las elecciones primarias. Ninguno de los dos estuvieron en la reunión pero los dirigentes que conforman ambos espacios se sentaron frente a frente y se dijeron las verdades que ya conocían.

Hubo tres posturas claras durante la reunión. El randazzismo pidió las PASO, el kirchnerismo más duro reclamó una lista de unidad con Cristina a la cabeza y un grupo que contiene a intendentes del Interior, sindicalistas e integrantes de movimientos sociales pidió la unidad del PJ pero sin poner un apellido concreto en el vértice de la pirámide.

Los randazzistas fueron minoría en una reunión donde predominaron los dirigentes que quieren a Cristina como candidata. Representando la postura del ex ministro del Interior estuvieron el diputado provincial Fernando “Chino” Navarro, el ex presidente de la Cámara de Diputados Julián Domínguez, el senador nacional Juan Manuel Abal Medina y el intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta. Ellos cuatro reafirmaron la posición que todos los dirigentes del espacio vienen exponiendo en las últimas semanas: las diferencias se deben dirimir en las elecciones primarias.

El kirchnerismo reclamó una lista de unidad liderada por Cristina. Creen que las PASO del 2015 fueron destructivas para el partido y que dañaron la imagen de cara a la sociedad. Plantearon que la ex presidente es la única dirigente capaz de enfrentar la gestión de Cambiemos desde el Senado.

En la tercera posición quedaron encerrados muchos de los dirigentes que acudieron al encuentro de este martes. Reclaman unidad pero prefieren no levantar las banderas de ningún líder. Están seguros de que la discusión debe seguir hasta llegar a un acuerdo que derrita las divisiones internas. Es el discurso más moderado en una pelea de posturas que parece no tener espacio para el cambio.

Un grupo de intendentes bonaerenses de la Tercera Sección Electoral actuó con pragmatismo y rapidez. Aprovechó la reunión para hacer un pedido concreto. Reclamaron que la ex presidente sea candidata porque consideran que “es clave en el Congreso para frenar el ajuste que está realizando Cambiemos”. Ellos también dejaron su postura asentada en un encuentro donde la única coincidencia fue que el PJ debe frenar las políticas económicas de la gestión de Mauricio Macri.

La gran incógnita es si Cristina se decidirá a participar en las elecciones o no. Desde todos los rincones del kirchnerismo le reclaman que sea candidata en los próximos comicios. La necesitan para poder aglutinar a la mayoría de los dirigentes y buscar un triunfo que debilite al gobierno nacional en el Congreso. Pero durante los últimos días, la ex mandataria dejó en claro que solo será candidata si hay unidad, y que no tiene intención de participar en una elección primaria. Su futuro político es incierto y eso genera ansiedad en las bases del espacio.

La reunión de la Comisión de Acción Política del PJ tuvo un tono cordial pese a las diferencias con respecto al futuro del partido. Martín Insaurralde fue uno de los que tomó la palabra. “Hemos decidido entre todos los intendentes de la Tercera Sección que para nosotros la mejor síntesis de la unidad es Cristina. Es la mejor candidata, la que expresa el freno a Macri. Queremos que sea la candidata”, aseguró, en representación de los intendentes que gobiernan en la sección electoral más poblada de la provincia de Buenos Aires.

Los principales exponentes del kirchnerismo que estuvieron presentes fueron los diputados del Frente para la Victoria Axel Kicillof y Eduardo “Wado” de Pedro; los funcionarios del municipio de La Matanza Débora Georgi y Roberto Feletti; la ex ministra de Economía de la Provincia, Silvina Batakis, el presidente del PJ Bonaerense, Fernando Espinoza.

Además, formaron parte de la reunión los intendentes Verónica Magario (La Matanza), Walter Festa (Moreno), Fernando Gray (Esteban Echeverría), Patricio Mussi (Berazategui), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Jorge Ferraresi (Avellaneda), Gustavo Arrieta (Cañuelas), Mario Secco (Ensenada), Hernan Yzurieta (Punta Indio), Aníbal Regueiro (Presidente Perón), entre otros.

El peronismo no tiene unidad ni acuerdos. No tiene paz porque no existe un líder capaz de concentrar a todos los dirigentes debajo del mismo techo. La reunión sirvió para que cada uno de los integrantes del PJ confirmen las posturas que ya expresaron públicamente. Mientras Randazzo ya decidió ser candidato, Cristina analiza la posibilidad. Mientras tanto, los peronistas viven con la incertidumbre en los bolsillos.

fuente INFOBAE

Comments

comments