CORDOBA. Después de ocho días de paro, anoche después de una sorpresiva reunión convocada en el Ministerio de Trabajo provincial, los choferes del transporte urbano anunciaron que levantan la medida de fuerza. Según el delegado Marcelo Marín se llegó a un acuerdo para renegociar los puntos en conflicto.

Las bases del acuerdo son las mismas que rechazaron el sábado: reincorporación de despedidos y no descuento de las ocho jornadas de paro, que suman un promedio -por chofer- de 15.000 pesos. Mañana saldrán nuevamente los colectivos; hoy hubo un operativo de emergencia con 200 unidades custodiadas por 1700 efectivos (en dos turnos) de la policía y de Gendarmería.

Hoy las dos CGT marcharon -rodeadas de un amplio operativo de seguridad que incluyó sobrevuelo de helicópteros- en apoyo de los choferes, pero se bajaron los líderes de otros gremios claves como Luz y Fuerza y el de los municipales.

Mauricio Saillén, secretario general del gremio de los recolectores de residuos y de la CGT Nacional y Popular (kirchnerista), insistió con un paro provincial; hace un rato anunció el final del paro.

El delegado de la empresa Ersa, Eduardo López, dijo a Cadena 3 que mañana no se cobrará boleto, se reincorporarán a los despedidos y pagarán horas no trabajadas. Debaten el aumento -reclaman que sea superior al 21% de la paritaria nacional- y la normalización de la delegación local de UTA, intervenida desde el año pasado.

 

fuente LA NACION

Comments

comments