A horas del cierre de listas y en medio de fuerte hermetismo, Sergio Massa estira el armado final de sus listas en la Provincia, con la expectativa de poder pescar en el río revuelto del PJ bonaerense. Aguarda en especial un eventual derrumbe en el espacio que lidera Florencio Randazzo.

“La indefinición no es por Cristina, lo que ella haga o no, no nos cambia mucho a nosotros. Lo que pasa es Massa sigue pensando que Randazzo podría no presentarse e irse a la casa, por eso espera”, confió a Clarín un encumbrado dirigente. “Hay mucha desilusión en el espacio de Randazzo, hay diálogo permanente y muchos nos expresan que se vendrían con nosotros si pudieran”, sostuvo otro massista de primera línea.

Comentarios de esta índole circularon el miércoles por la noche en San Martín, donde Massa y su aliada electoral Margarita Stolbizer lanzaron frente a más de dos mil dirigentes y militantes el plan de seguridad ciudadana “Alerta Buenos Aires”.

¿Qué opinaría Stolbizer de una “peronización” de último momento de “1País”, el acuerdo que constituyó con Massa? “Margarita se la bancaría, ya no tiene manera de recular”, decían fuentes del espacio. Desde el randazzismo dijeron estar al tanto de todas estas versiones pero aseguraron que “el Flaco (como le dicen al ex ministro del Interior) no se baja”.

“No podemos negar que hay contactos y llamados con todos. Hay operaciones desde el massismo y desde el kirchnerismo también para llevarse intendentes y sectores que estamos con Randazzo. Así como el Gobierno quiere fragmentar, cada espacio opositor busca sumar lo más posible”, indicaron cerca de un intendente que sostiene la candidatura de Randazzo. Y devolvieron gentilezas: “Tampoco es que Massa sea un gran polo de atracción con la intención de voto que tiene hoy”.

Massa estuvo ayer reunido con su principal escudera, la diputada Graciela Camaño. También con Stolbizer. Hacia abajo, total hermetismo sobre la definición de las listas en la Provincia, donde casi todos suponen que terminará anunciando la “fórmula” Massa-Stolbizer para senadores, y probablemente Felipe Solá de primer diputado. Pero en la guerra de zapa, se esmeró en enviar señales confusas. El miércoles se hizo eco de la llamativa versión del portal Infocielo sobre una fórmula insólita para el Senado y en San Martín hizo sentar a Diego Gorgal al lado de Stolbizer. En tanto, su esposa, Malena Galmarini, se ubicó junto a Solá.

El anuncio de las listas se hará el sábado por la tarde, horas antes del cierre. Hasta entonces ,Massa espera ver como derivan los entuertos en el PJ. Y cómo resuelve la lista de diputados, que está casi definida en su cabeza, conformando a la propia tropa, a sus socios Stolbizer y de Libres del Sur, y al sindicalismo moyanista y barrionuevista que sumó a su armado, y que le darán un importante sostén logístico electoral.

fuente CLARIN

Comments

comments