Hace un mes Jorge Taiana recibió los primeros indicios sobre una propuesta de Cristina Kirchner para acompañarla como segundo candidato al Senado. El ex canciller y actual diputado del Parlasur ya se sentía incómodo dentro del Movimiento Evita, que había marcado distancia del kirchnerismo y abrazó la candidatura de Florencio Randazzo . Por eso no sorprendió que finalmente haya aceptado la oferta de la ex presidenta.

Aun así, es casi palpable la bronca que se vive en el Movimiento Evita por la deserción de Taiana. “Hay una calentura bárbara”, graficaba ayer un dirigente de la agrupación. El ex canciller se defendió ayer con un argumento que le duele al randazzismo: “La candidatura de Randazzo tenía una vocación más minoritaria y terminaba dividiendo [al peronismo]. Yo creía que había que hacer más esfuerzos por la unidad”, enfatizó Taiana en Radio 10.

El actual diputado del Parlasur señaló que su principal motivación para sumarse a Unidad Ciudadana, el frente de Cristina Kirchner, “tiene que ver con sumar esfuerzos a poner una valla y detener el avance de este proyecto restaurador” que “significa pérdida de derechos y condiciones para la gente”.

“La oposición al Gobierno tiene que ser firme, clara y con propuestas para revertir el deterioro social que está generando -insistió Taiana-. ¿A qué nos recuerda el préstamo a 100 años [que contrajo Gobierno la semana pasada]? No se puede permitir que el Gobierno se endeude de esa manera y hay que hacer un esfuerzo para detenerlo.”

En el Movimiento Evita están convencidos de que el ofrecimiento a Taiana fue una “viveza” de Cristina Kirchner para forzar a Randazzo a que decline su candidatura. No lo logró. “En las últimas reuniones de la conducción del Movimiento Evita, Taiana marcaba sus matices. Por eso no nos sorprendió que finalmente pegara el portazo. Pero hay mucha bronca con él”, indicaron en la agrupación de Emilio Pérsico.

“Además -acicatearon-, difícilmente Taiana le aporte votos a Cristina, si no tiene territorialidad en la provincia y vive en Palermo.”

Críticas cruzadas

En el kirchnerismo, en tanto, acusan a Randazzo de dividir el peronismo y favorecer, así, las posibilidades del oficialismo.

“A Florencio no le va a ir mal. Le va a ir muy mal. Sacará cuatro o cinco puntos en las primarias y va a desaparecer en las elecciones generales de octubre”, aseveran.

Varios kirchneristas se vieron sorprendidos ayer -algunos gratamente, otros no tanto- por la composición de la lista de diputados nacionales de Unidad Ciudadana. Allí hay poca presencia de dirigentes de La Cámpora, la agrupación que lidera Máximo Kirchner, mientras que la llamada “vieja guardia” kirchnerista, encarnada en Carlos Kunkel, Carlos “Cuto” Moreno”, Diana Conti, entre otros, fue totalmente marginada.

Con dos dirigentes poco conocidos en el mundillo político, la economista Fernanda Vallejos -que encabeza la lista- y el ex titular del Conicet Roberto Salvarezza, que la secunda, Cristina Kirchner apuesta a “deskirchnerizar” las candidaturas para captar a la “gente común que padece las consecuencias de la gestión de Macri”, explican en el entorno de la ex presidenta.

“Ella sola aporta los votos del kirchnerismo duro; con esta lista se pretende sumar el voto independiente, filoprogresista y enojado con Macri”, añaden.

En este contexto se suma la llegada del ex canciller Taiana.

“Taiana me confesó, hace ya un tiempo, que el Movimiento Evita estaba adoptando un rumbo que no se condecía con su historia política -indicó a LA NACION un dirigente que lo conoce bien-. Siempre transitó por el margen izquierdo del peronismo y temía que, inesperadamente, terminara en un destino distinto.”

Por eso aceptó la propuesta de la ex presidenta, pese a haber tenido fuertes diferencias con ella. Pero los rencores parecieron haber quedado atrás. “El ofrecimiento fue sencillo, Cristina me llamó y discutimos de política. Siempre tuve una buena relación con ella. Ahora hay que concentrarse en la campaña”, enfatizó.

Primeras quejas de Cristina como candidata

En sus primeras horas como candidata a senadora nacional por Unidad Ciudadana (UC), la ex presidenta Cristina Kirchner utilizó sus cuenta de Twitter para criticar a la política de endeudamiento del Gobierno de Mauricio Macri y, puntualmente, la colocación de un bono a 100 años.

“En estos días, el Ministerio de Finanzas ha protagonizado un hito jurídico. Ha constituido a favor de acreedores externos el derecho a cobrarle no sólo a terceros, sino a gente que aún no ha nacido. Con la emisión de un bono a 100 años al 7,9% de interés, el Gobierno (que se queja de la pesada herencia) obliga a las próximas 25 presidencias que lo sucederán a que devuelvan lo que él disfruta hoy”, escribió la ex presidenta.

fuente LA NACION

Comments

comments