La cronología de los hechos todavía no se conoce con exactitud. Pero sí hay una aproximación bastante precisa sobre cuándo fue que pasó lo que pasó. En junio, la familia Kirchner realizó una maniobra comercial para reemplazar a la empresa que administraba “Las Dunas”, uno de sus hoteles de El Calafate. Es un negocio bajo investigación judicial en causas de corrupción y lavado de dinero. No era la primera vez que la familia ex presidencial supuestamente alquilaba el hotel y delegaba el control de sus finanzas. Lo había entregado Valle Mitre, una empresa de Lázaro Báez, ahora preso y procesado por el manejo de esa firma. Desde 2013 hasta un mes atrás, los Kirchner habían delegado parejas funciones en Idea S.A. Una empresa de Osvaldo “Bochi” Sanfelice, acusado de ser testaferro de la familia, de la que era socio, y ahora también procesado con ellos en una causa por asociación ilícita.

La nueva compañía al frente del management de Las Dunas” se llama Organización Turística del Sur SRL. Pasó a ocupar ese rol en el esquema financiero de la familia ex presidencial al tiempo que los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques pedían la declaración indagatoria de la ex presidenta y hoy precandidata por Buenos Aires al senado, Cristina Fernández , y de sus dos hijos Máximo y Florencia Kirchner, en el marco de la causa judicial “Hotesur”, que busca determinar si la cadena hotelera fue usada para blanquear dinero. Las denunciantes son Margarita Stolbizer (diputada nacional y precandidata por Buenos Aires al senado) y su abogada, Silvina Martínez. Fueron ellas quienes ayer denunciaron el cambio repentino (y no informado a la Justicia) acerca de la nueva administradora de “Las Dunas”. En un escrito presentado en Tribunales, afirmaron que esta acción integra movimientos “en el patrimonio de la familia Kirchner, en una nueva maniobra para burlar las medidas ordenadas por la Justicia”.

Clarín accedió a la ampliación de esta denuncia, donde Stolbizer y Martínez plantean en su escrito que “una vez que la empresa Idea comenzó a ser investigada, y sus cuentas analizadas, los Kirchner la apartaron de la administración de Las Dunas para incorporar a una nueva e ignota empresa”.

La empresa reemplazante de Idea dejó de ser ignota: dejó de serlo hoy.

Tal como consta en la denuncia de Stolbizer-Martínez, la nueva firma que empezó a hacer negocios con los Kirchner se llama “Organización Turística del Sur SRL”. El único emprendimiento que administra es el hotel K. A eso se suma que haya sido fundada en forma simultánea al avance de las investigaciones judiciales sobre sus socios. Fue inscrita en los registros públicos en febrero de este año. Quienes figuran con nombre y apellido como socios de esa empresa son Pablo Horacio Cabrera y Marcelo Américo Ghione. Hasta ahora, estos nombres no figuraban en las compañías “satélites” de los negocios de los Kirchner.

La sede legal de “Operación Turística SRL” fue inscrita como la ciudad de Buenos Aires. El hotel “Las Dunas” está ubicado en “El Calafate”, a orillas del Lago Argentino. Vale decir que la sede de la empresa dista unos prudentes 2783,2 kilómetros y del hotel que administra. Según el servicio google maps, en auto, el viaje puede hacerse en 31 horas. A pie se tardarían 500 horas, aunque debido a las posibilidades de tomar atajos, la travesía podría acortarse en unos 300 kilómetros. El vuelo en avión desde Aeroparque demora alrededor de cuatro horas.

La diputada y precandidata a senadora Stolbizer, y su abogada Martínez, afirmaron que este cambio de manos del manejo de “Las Dunas” fue realizado adrede por la familia ex presidencial para “burlar” a la Justicia que en distintas causas ordenó la intervención, inhibición y peritajes de sus bienes.

“Se desconoce cómo aparece esta nueva empresa detrás del Hotel Las Dunas. Cabe recordar que todo el mobiliario como las instalaciones pertenecían a la firma Idea SA de Osvaldo Sanfelice y el Hotel en general a la familia Kirchner. No surge cesión de fondo de comercio ni trámite ante la Municipalidad de El Calafate”, escribieron la legisladora y su letrada en la denuncia presentada ayer en Tribunales.

Con los nuevos datos sobre “Las Dunas” y el apartamiento repentino y secreto de Sanfelice, un engranaje crucial en ese negocio, Stolbizer y Martínez ampliaron sus denuncias en dos causas en las que ya se investiga a los Kirchner por los manejos posiblemente irregulares de sus hoteles. Una ya fue mencionada: es “Hotesur”. El juez a cargo es Julián Ercolini, quien delegó la instrucción en los fiscales Pollicita y Mahiques, Y el otro expediente es el conocido como “Los Sauces”, a cargo del juez Claudio Bonadio, quien ya procesó en ese caso a Cristina Fernández por considerarla Jefa de una Asociación Ilícita.

El entramado de empresas, nombres comunes que se repiten en compañías que entrelazan sus finanzas de modo típico en quienes ocultar dinero de origen ilegal, fue descrito por Bonadio como un “enjambre societario”.

Siguiendo esa metáfora jurídico-financiera, se podría decir que al “enjambre K” se le sumó una nueva “abeja”.

Es “Organización de Turismo del Sur SRL”.

El hotel “Las Dunas” fue comprado por los Kirchner en el 2008. Tenía doce habitaciones. Hoy tiene doscientas. La remodelación fue total, e incluyó la construcción de un amplio salón con vista al Lago Argentino, al que se llega apenas cruzando una calle.

Ese camino, hasta hace poco de ripio, se llama “Presidente Néstor Carlos Kirchner”. La constructora que lo asfaltó, justo hasta el lugar exacto donde se encuentra el hotel K, era propiedad de Lázaro Báez. La empresa que pavimentó la calle. El hotel, lo administraba. Después fue el turno de Sanfelice. Ahora de Cabrera y Ghione.

fuente CLARIN

Comments

comments