El presidente Mauricio Macri firmará esta semana un decreto que permitirá a los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH), de pensiones no contributivas y de la Prestación Universal para Adultos Mayores (PUAM) acceder a créditos Argenta, otorgados por la Anses, cuyas cuotas se descontarán mensualmente de la prestación social. Así lo afirmó ayer el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, luego de que el Gobierno fracasara, la semana pasada, en su intento por lograr la aprobación de una ley que habilitara esas operaciones financieras.

Según había comunicado la Anses, los créditos se otorgarán utilizando el Fondo de Garantía de Sustentabilidad del sistema jubilatorio y serán por los siguientes valores y plazos: para quienes cobran la AUH, de $ 3000 a 12 meses y de $ 5000 a 24 meses; para los perceptores de la PUAM y de pensiones no contributivas y las madres de 7 o más hijos, de $ 12.000 (12 cuotas), $ 20.000 (24 cuotas) y $ 30.000 (36 cuotas). En total y según funcionarios de la Anses, son unas 4 millones de personas las que podrían obtener la ayuda financiera.

El texto del proyecto de ley (que ahora será un decreto) previó habilitar la posibilidad de utilizar hasta el 5% del valor del fondo de la Anses para otorgar los nuevos préstamos. Por el saldo que está allí acumulado, eso permitiría disponer de hasta $ 50.000 millones en los próximos meses.

Los créditos tendrán una tasa de interés del 24% anual y, según dijo Quintana, esa tasa “irá siguiendo la evolución descendente de la inflación”. Cada cuota, por otra parte, no podrá exceder el 30% de la prestación cobrada por la persona.

Hasta ahora, el sistema otorga créditos a jubilados y pensionados del sistema contributivo que gestiona la Anses. Lo que se aprobará, por tanto, será una ampliación del universo de posibles beneficiarios “a los titulares de prestaciones no incluidas en el SIPA [es decir, no provenientes del pago de aportes y contribuciones], cuya liquidación o pago se encuentre a cargo de la Anses”.

“Nos parecía que era una medida tan beneficiosa para los sectores menos beneficiados que íbamos a lograr un consenso contundente. Lamentablemente, la agenda electoral se impuso”, afirmó Quintana, al referirse al intento fallido de lograr que el tema fuera tratado en el Congreso de la Nación. “La situación de esos sectores, que están pagando tasas usureras, bien justifica que hagamos un DNU [decreto de necesidad y urgencia]”, justificó el funcionario en declaraciones a radio Mitre. “Muchas veces no acceden al sistema bancario y están en sistemas parabancarios pagando tasas absurdas, de usureros, de hasta el 200% anual. Esto implica una carga absolutamente insoportable e injusta”, agregó.

La semana pasada, el senador Federico Pinedo había señalado que el oficialismo insistiría con el proyecto en el Poder Legislativo, para lograr su aprobación ya en agosto, después de las PASO. Sin embargo, luego se decidió acelerar los trámites.

Hasta ahora, y según informó la Anses, se otorgaron créditos con el fondo de garantía a 300.626 jubilados y pensionados, por un monto total de $ 9936,44 millones. De ese total, 183.183 personas optaron por el mayor plazo de devolución, que en el caso de los préstamos vigentes es de 60 cuotas.

En estos casos, los montos a los que se accede van de $ 5000 a $ 60.000. Y los plazos de las operaciones, de 12, 24, 48 y 60 meses. No hay diferencias según el haber mensual que se cobre, por lo que un jubilado con el ingreso mínimo (hoy de $ 6394) podría acceder a los $ 60.000. De igual manera que en el proyecto para ampliar estos créditos a quienes cobran beneficios no contributivos, la cuota mensual no puede superar el 30% del ingreso que percibe la persona.

Para obtener un crédito en el sistema Argenta se debe pedir un turno en la Anses y presentarse el día y hora asignados con el DNI para firmar la solicitud. El dinero se pone a disponibilidad de la persona en un plazo no mayor a los 5 días hábiles, contados a partir de la aprobación del préstamo.

Los números de los préstamos

$ 5000

Préstamos por cada hijo, a 24 meses de plazo

Es el monto que se les dará como crédito a quienes perciben la Asignación Universal por Hijo (AUH).

$ 30.000

Tope del crédito para quienes cobran pensiones

Es la suma máxima a la que accederán los perceptores de beneficios no contributivos, incluyendo la prestación para adultos mayores; ese dinero se deberá devolver en 36 meses.

$ 50.000

En millones, es el dinero disponible para prestar

Se dispondrá que podrá asignarse a las operaciones financieras un monto de hasta el 5% del saldo del fondo de sustentabilidad de la Anses.

fuente LA NACION

Comments

comments